Cómo quitar las rayones y golpes leves de los rines de tu auto

Cómo quitar las rayones y golpes leves de los rines de tu auto

No hay nada más doloroso que al momento de estacionarnos, rocemos nuestros rines con la banqueta, por descuido. Y no sólo eso, a veces los llegamos a golpearlos al momento de caer en baches o pasar por grava, dejándolos gastados y con un aspecto descuidado.

No hay productos mágicos que desaparezcan el maltrato que le llegamos a dar a nuestros rines, pero siempre hay soluciones para dejarlos como nuevos con las herramientas adecuadas. Solamente debes conseguir pintura para llantas, abrillantador, primer, pasta para rellenar rines, masking y/o diurex, un rebajador de pinturas (thinner), un periódico, lijas de 400, 600 y de 1,200, una toalla microfibra, jabón para trastes, una esponja y agua.

Foto: freegood.info

Primero debes limpiar los rines

Es importante que quites toda suciedad. Puedes usar el jabón para trastes y/o para limpiar vidrios con la esponja. Lo importante es quitar toda la grasa y aceite que se acumula en cada uno de ellos. Después de haberte deshecho de toda la suciedad, debes enjuagar con abundante agua (que no queden residuos de jabón ni de grasa).

Vierte en un paño limpio thinner y frota sobre el rayón y asegúrate de eliminar cualquier rastro de cera o cualquier cosa que esté pegado al rin que vayas a arreglar. Repite este paso las veces que sean necesarias hasta que quede bien limpio.

Foto: es.wikihow.com

Prepara el área que vas a arreglar

Coloca la cinta adhesiva o masking tape alrededor del rayón que vayas a reparar. Si el área afectada está muy cerca del borde, donde está tu llanta, asegúrate de colocar suficiente cinta adhesiva para no maltratarla. Empieza a lijar (con la lija de 400) el rajón para ir preparando el área para el siguiente paso.

También te puede interesar   10 Reglas para los copilotos: porque un gran poder conlleva una gran responsabilidad

Empieza a reparar

Aplica el rellenador sobre el rin de manera abundante y posteriormente usa la lija de 600 hasta que la parte afectada se vea y se sienta suave. La pasta te ayudará a rellenar los espacios de los rayones hasta generar una superficie lisa. Deja secar durante 5 minutos y repite este paso nuevamente hasta que veas que quedó todo parejo.

Foto: captura de pantalla youtube.com

¡Estás listo para volver a pintar!

Cubre con papel periódico y cinta todo el rededor del área afectada para evitar manchar el auto de pintura. Y ahora sí, empieza a pintar el área que acabas de reparar. No importa qué producto uses, pero trata que el color sea lo más parecido al de tus rines. Una pintura plateada metálica es lo que mejor funciona la mayoría de los casos, a menos que tengas pintados los rines de tu auto de otro color.

Espera a que la pintura seque y pasa la lija de 1,200, para que después apliques otra capa hasta que el acabado se vea bien. Cuando la pintura seque, debes lavar el área con jabón para trastes con abundante agua. Con esto evitarás que se quede algún residuo de la pasta y te asegures que haya quedado bien la reparación.

Foto: captura de pantalla youtube.com

Los toques finales y ¡listo!

Dale una última “pasada” con la pintura a 20cm de distancia para que quede muy bien cubierta el área reparada. Te recomendamos lo hagas 5 veces para que quede perfectamente bien, recuerda que este último toque debe de ser mínimo de 1 segundo y de lado a lado. Retira el papel y la cinta, para que dejes secar el rin y/o los rines durante la noche para mejores resultados.

También te puede interesar   Nuevo Centro de Capacitación Mercedes-Benz

Estos son los pasos para que lo hagas tú mismo en caso de tener rayones y/o golpes leves. En caso de que sea una abolladura mucho más grave, debes acudir con un experto para que queden reparados tus rines sin afectar las llantas de tu auto.

 

 

 

 

Facebook Comments

Suscríbete a nuestro Newsletter

"Las opiniones de este artículo son responsabilidad de quien lo escribe. El director editorial responsable de este sitio es Guillermo Lira Plaza".