Cómo evitar que el óxido invada tu auto

Cómo evitar que el óxido invada tu auto

El óxido no solo le da un aspecto viejo y desagradable a tu auto, sino que también reduce bastante el precio al momento de que quieras venderlo y comprar uno nuevo. Por eso, es muy importante mantener tu coche protegido para que el óxido no empiece a comer el metal de la carrocería.

Y es que con el tiempo, una pequeña mancha de óxido puede hacerse más grande y, dependiendo de dónde se encuentre, puede causar importantes problemas estéticos e incluso mecánicos en tu automóvil.  Por lo que prevenirlo, antes de que aparezca, es de suma importancia. Aquí te comparto pasos simples que puede seguir para mantener tu coche libre de esa “mancha café”.

1. Lava tu auto regularmente

La sal y otras sustancias químicas en las carreteras, son algunas de las causas por las cuales se forma el óxido, pues se acumulan en los autos cuando hace frío. Debido a esto, sobretodo si vives cerca del océano o en una región que experimenta clima invernal, asegúrate de lavar tu automóvil una vez a la semana. En caso de que vivas en la ciudad, también la suciedad y otros desechos pueden dañar tu coche y causar la formación de óxido, así que lava tu vehículo cada dos semanas. Posteriormente, debes pulir tu auto con cera al menos una vez al mes, para sellar la pintura. 

También debes mantener los tapones de drenaje de tu auto limpios, quita cualquier cosa que los obstruya como hojas u otra suciedad, para que el agua no se acumule.

Si tiras algún líquido dentro de tu coche, límpialo lo antes posible, ya que por dentro también puede surgir el óxido. Cuando laves los interiores, asegúrate que seque completamente, puedes acelerar el proceso usando una toalla de microfibra para eliminar la mayor parte de la humedad.

2. Seca completamente los interiores con microfibra

Como mencionábamos anteriormente, al momento de limpiar los interiores de tu auto, es importante que uses un paño de microfibra limpio y seco para ayudarte a absorber lo más que se pueda de la humedad. Esto puede prevenir la formación de oxidación, que es el primer paso hacia el desarrollo de óxido en el cuerpo de su automóvil.

3. Puedes usar productos para prevenir la oxidación

Además de lavar tu auto, puedes ayudarle a tu auto a evitar que se oxide con productos especializados. Puedes inspeccionar si tu auto tiene burbujas de pintura o que por un rayón esté descubierto el metal de la carrocería, para poder localizar las áreas en las cuales tu automóvil puede ser vulnerable.  Aplica en aquellas áreas un aerosol antioxidante para prevenir el daño que el óxido puede causar.

Antes de comprar tu automóvil, puedes pedirle al fabricante que aplique una capa de anti-óxido antes de adquirirlo. Te costará más, pero puede ayudar a que tu coche dure por más tiempo. Si compras un auto usado, pídele a un experto que te ayude a verificar que hay alguna presencia de “esta horrible mancha café”.

Foto: todoautos.com.pe // Foto de portada: comopintarunauto.info

4. ¿Tu auto empieza a tener manchas óxido? trátalas antes de que crezcan

El óxido se extiende si no se trata, por lo tanto, ocúpate de él cuando aparezcan los primeros signos. También deberías considerar reemplazar por completo las partes de tu auto empiecen a tener señales de oxidación. Esto puede evitar la propagación del óxido totalmente a medida que se elimina de su auto.

Si el área afectada por el óxido es muy pequeña, puedes repararla por tu cuenta con un kit que se puede conseguir en cualquier lugar donde venden artículos para coches. Si el óxido se ha comido parte del metal o si el daño es grande, deberás recurrir a profesionales para que te ayuden.

 

 

Sobre 

A través de mi labor periodística busco entregar una opinión que pueda trascender, siempre yendo más allá de lo ordinario. Abrazar mis errores me brinda la oportunidad de seguir aprendiendo y así crecer como persona, celebro el riesgo de intentar cosas nuevas.

¿Qué opinas?