Cómo eliminar el óxido de tu auto

Cómo eliminar el óxido de tu auto

El moho y la humedad son unos de los enemigos mortales de tu carrocería, debido a que hacen aparecer esa siniestra mancha color marrón aparezca en la salpicadera de tu auto.

A pesar de los avanzados revestimientos y aleaciones desarrollados por los químicos e ingenieros, el sólo hecho de que se usa acero para el chasis y otras partes de tu auto, significa que siempre sucumbirá al óxido en un entorno natural. Esto no significa que tu auto esté condenado para siempre. Por eso hay muchas maneras de prevenir y/o abordar el problema.

Frena el óxido en cualquier etapa

Prevención

La descomposición vehicular es prevenible en gran medida. El mejor consejo es lavar tu auto regularmente para mantener el cuerpo y la parte inferior, limpiando de la suciedad del camino y las sales que conducen a la corrosión. También debes verificar los orificios de drenaje a lo largo de la parte inferior de las puertas, el motor y la cajuela. Usa un limpiador de tuberías para limpiarlos y mantenga secos los rincones y grietas del automóvil.

 

Foto: highperformancejunkies.com

Si tienes una superficie oxidada

La mayoría del óxido superficial ocurre cuando la pintura se descompone por daños mecánicos o por los rayos UV. Estructuralmente, la oxidación superficial no es un problema, y ​​dependiendo del espesor del metal y la composición de la aleación, se puede detener al moho que lo está causando.

De todos modos, lo mejor es corregir la oxidación superficial tan pronto como la veas. La solución no difiere de la reparación general de pintura. Comienza usando papel de lija para quitar la pintura y la corrosión hasta que el metal limpio y brillante esté visible. Posteriormente aplica la imprimación, luego la pintura y luego la capa transparente.

También te puede interesar   ¡Un gadget con turbo y gran diseño!: Chevrolet Cruze

Foto: autorepair.net

Si aún no se corrige el óxido

Las moléculas de óxido son físicamente más grandes que las de hierro o acero. Como resultado, el óxido se propaga expandiéndose y desprendiéndose, exponiendo el metal base fresco, que a su vez comienza a corroerse. Cuando el óxido penetra en la superficie, causa un tipo de daño áspero y agujereado llamado escala. La escala de corrección significa atravesar el óxido con un cepillo de alambre, derribando la rugosidad de la pintura y logrando una superficie lisa con una papel de lija. Luego aplica una capa de imprimador y pintura.

Foto: shur-wayautobody.com

Penetración del óxido

En esta fase, el metal base se desprende y deja agujeros. Ahora tienes un problema mayor y tienes dos opciones, puedes reemplazar completamente el panel o parte afectada, o puedes cortar las partes podridas y soldar “paneles de conexión” en su lugar. Un marco oxidado, nos hace cuestionar la integridad estructural del automóvil, por eso debe ser inspeccionado y reparado por un experto calificado para esa tarea.

Foto: autocar.co.uk // Foto de portada: travelwithkevinandruth.com

 

 

Facebook Comments

Suscríbete a nuestro Newsletter

"Las opiniones de este artículo son responsabilidad de quien lo escribe. El director editorial responsable de este sitio es Guillermo Lira Plaza".