¿Tu auto te dejó tirado? Sigue estos consejos

¿Tu auto te dejó tirado? Sigue estos consejos

En muchas ocasiones, los automovilistas que no saben cómo reaccionar cuando sus autos los dejan tirados ocasionan más tráfico vial y pueden ser un riesgo para otros conductores.

Finalmente, a todos nos ha pasado, en el lugar y en el momento más inoportuno. Aunque pudiera parecer obvio lo que tenemos que hacer en estos casos, realmente hay ciertos protocolos que nos ayudarán bastante. Y claro, seremos ciudadanos responsables al no obstruir ni ser un peligro para los demás.

Si tu auto no te ha dejado tirado en mucho tiempo, no está de más que te prevengas con estos consejos para evitar contrariedades.

1. Intermitentes.

Lo primero que debes hacer al detectar alguna falla, es poner intermitentes. No es lo mismo que te agarre en una callecita, que en una avenida principal, e incluso en carretera.

Las intermitentes es la primera señal que avisa a otros automovilistas que estás detenido o algo está sucediendo.

Especialmente si estás en avenidas principales, es indispensable avisar y alertar para evitar accidentes.

2. Señalización.

Lo ideal es que todos los vehículos tengan su equipamiento de seguridad en la cajuela: los triángulos de emergencia y el chaleco reflectante.

Después de las intermitentes, permanece en tu vehículo hasta que consideres seguro bajarte para poner las señalizaciones.

Recuerda que, para que realmente cumplan su función, es necesario que pongas los triángulos a una distancia de 50 metros delante y 50 detrás de tu automóvil.

3. Mueve tu auto a una zona segura.

Ya avisaste que estás detenido. Sin embargo, busca orillarte a un lugar seguro. Si tu auto está detenido, contempla pedir ayuda para que puedan empujarlo en velocidad neutral.

No sabes cuánto tiempo te tomará el volver a arrancar, por lo que asegúrate de intentar orillarte en la medida de lo posible.

4. Revisa y haz las llamadas pertinentes.

Quizá haya quien pueda leer ciertas señales que da el motor. Por ejemplo, si el motor no da marcha, pero las luces están bien, el problema podría estar en el motor.

O, por el contrario, si las luces están bajas o no prenden, podría ser la batería. Sea como sea, lo aconsejable es que tengas el contacto de un mecánico de confianza o de tu aseguradora siempre a la mano.

Aunque te sientas tentado a mover, saber qué es y resolverlo rápidamente, es mejor no asumir cosas y querer resolverlas a tu manera.

Aunque el pasar batería parezca sencillo, el hacerlo mal puede causar daños en otras partes del vehículo.

5. Relájate y presta atención.

La mayoría de las veces, la experiencia nos puede dejar un poco alterados. Sin embargo, las cosas pueden empeorar si no estás tranquilo y enfocado.

Desde dejar las llaves adentro, hasta decidir el no querer esperar tanto y preferir que cualquiera le eche un vistazo, ambas son decisiones precipitadas y arriesgadas.

6. Agenda tu próxima revisión.

Antes de que pase cualquier otra cosa, y sin pensarlo mucho, agenda tus próximas revisiones para evitar sorpresas a medida de lo posible.

 

 

Sobre 

Futurista. Disfruto descubrir nuevas tendencias y descifrar los enigmas de la era tecnológica. Con experiencia en sustentabilidad, mi mundo se ha revolucionado desde que los autos tocaron a mi puerta, ¿porque acaso no es el automóvil el juguete del adulto?

¿Qué opinas?