¿Acelerar más fuerte para ahorrar combustible?

¿Acelerar más fuerte para ahorrar combustible?

Sin duda, existen muchos mitos alrededor del ahorro de combustible. Sin embargo, hay algunos que, si bien pueden sonar ilógicos y contrarios a todo lo que hemos creído, parecen ser ciertos.

La primera vez que salió la teoría de que acelerar más fuerte es más beneficioso para ahorrar gasolina que hacerlo suave, fue difícil de asimilar.

Sin embargo, expertos y diferentes estudios han comenzado a corroborarlo con los años, por lo que ahora más que nunca es importante analizar el porqué.

Primeramente, es necesario tener en cuenta que la economía de combustible es peor en velocidades más bajas.

De esta manera, si aceleramos demasiado lento esto evita el que el cambio se dé a un ritmo apropiado.

Según pruebas de Popular mechanics, aunque la mejor tasa de aceleración varía en cada vehículo, ellos han encontrado que acelerar en 15 segundos para llegar a 50 mph (80 km/h) se usa menos combustible que hacerlo en el doble de tiempo, en 30 segundos.

¿El motivo? Porque el auto entró más rápido en una marcha que ahorra más combustible.

A su vez, según una consultora británica de ingeniería automotriz publicada en Driving fast y The Times, la clave consiste en: acelerar fuerte hasta que el motor alcance las 2000 rpm, subir una marcha y luego bajar el pie hasta alcanzar las 2000 rpm nuevamente.

Tal como externa el Dr. Steve Cousins, uno de los mejores investigadores en el tema y líder en proyectos de economía de combustible, activo impulsor de esta técnica de manejo respaldada por pruebas en Citroën C1, es así como el motor funciona de manera más eficiente.

También te puede interesar   Audi Q2, lanzamiento mundial

Acelerar fuerte no significa exceso de velocidad

 

Es importante tomar en cuenta que encima de las 2000 rpm el vehículo se comienza a consumir más combustible.

¿De cuánto ahorro estamos hablando? Esta técnica es 8,5% más eficiente que la aceleración suave tradicional.

Sin embrago, una vez que se ha llegado a una velocidad apropiada, es necesario mantenerla constante, no elevarla más allá de eso.

Según el Departamento de Medio Ambiente del Reino Unido, cada 5 mph (8 km/h) arriba de los 65 mph (100 km/h) habrá una caída del 7% en el ahorro de combustible.

Más pruebas

 

Desde el 2001, el Dr. van der Voort ya lo decía para The New York Times. Él destacó que el problema radica en que los conductores tardan mucho en cambiar de primera a segunda y de segunda a tercera.

Aunque, la realidad es que el ahorro de gasolina es mayor cuando presionan el acelerador enérgicamente y cambian rápidamente, manteniendo bajas las revoluciones por minuto.

¿Conclusión? A partir de ahora, cuando pases de primera a segunda y de segunda a tercera, la regla es: acelera enérgicamente y cambia rápidamente.

Sin embargo, el experto destaca que esto debe realizarse cuando desees cambiar de marcha y la presión no debe ser a todo lo que da, sino dos tercios de la potencia disponible.

 

 

Facebook Comments

Suscríbete a nuestro Newsletter

"Las opiniones de este artículo son responsabilidad de quien lo escribe. El director editorial responsable de este sitio es Guillermo Lira Plaza".