10 hábitos que te hacen un mal conductor

10 hábitos que te hacen un mal conductor

Para aquellos que manejamos diario es normal que tengamos ciertos hábitos. Es más, si recuerdas la primera vez que empezaste a conducir… te fijabas en todos los detalles para hacerlo como un profesional. Ahora, vamos más apurados para lograr llegar a tiempo a nuestro destino pensando en la mejor ruta, en los pendientes que tenemos que hacer o en la próxima reunión que tendremos.

Sin embargo, he de decirte que muy pocos se dan cuenta de esto, y lo peor, es que aquellos que tienen estos malos hábitos llegan a convertirse en aquellos conductores que nos sacan “canas verdes”. A menos que tú seas uno de ellos…

Vamos a hacer una evaluación personal, y veamos cuántos de estos hábitos haces, y te convierten en un pésimo conductor.

Foto: comparaencasa.com

1. No mantienes una distancia de seguridad

Ya sea que lo hagas para que otros autos no se metan en tu carril o simplemente porque ya le “agarraste” cierta confianza a tu vehículo y crees poder controlarlo en caso de frenar. Según la norma, la distancia de seguridad entre autos es de aproximadamente 0.5 metros por cada kilómetro/hora.

Foto: biriska.com

2. No miras tus espejos

Es importante mirar siempre tus espejos. Esto es obligatorio para que puedas evitar una colisión. Por más que los autos actuales tengan un sensor y un sonido específico para avisarte con anticipación. Es importante que te apoyes de tus espejos para evitar un accidente.

Foto: hoznayo.com

3. Ya no usas tus direccionales

Bien, claro que hay muchas “razones” (excusas) por las que ya no usan los conductores las direccionales. Pero por algo están, y hay que usarlas para comunicarnos con otros automóviles y transitar adecuadamente. Así que por favor, úsalas para ser parte de los conductores responsables.

Foto: kienyke.com

4. Manejar y usar el celular

No es necesario decir por qué no debes usar el celular mientras manejas. Algunos llegan a argumentar que lo usan por el GPS. Sin embargo, llega a ser un distractor muy importante y aumenta el riesgo de accidentes. Si vas a usar el GPS, programa tu ruta desde antes con el coche en alto total.

Foto: idrivesafely.com

5. Conducir agresivamente

Sabemos que el tránsito pesado y la forma de manejar de otros, pueden llegar a sacarnos de nuestras casillas. Solo que esto no es excusa para que nosotros seamos igual. Trata de evitar malos ratos, protege tu vida y la de tus acompañantes. El hecho de que te llegues a encontrar un conductor loco es cada vez más probable.

Foto: trusteddealers.co.uk

6. Tienes una mala postura

Vivimos en una ciudad donde el tránsito vehicular es demasiado pesado. El problema es que gracias a ello, empezamos a adoptar algunas posturas que para nosotros es cómoda. A veces manejamos con una mano al volante y la otra en la palanca de velocidades. Sin embargo, de acuerdo a los especialistas en seguridad vial, la postura correcta es ir con las dos manos al volante (una a las tres y otra a las nueve). La espalda debe ir bien apoyada en el respaldo para evitar lesiones al tener un accidente grave. Esto nos ayudará a mejorar nuestra capacidad de respuesta en cualquier momento.

Foto: 24auto.mk

7. Retrasas el mantenimiento de tu auto

Muchas veces no nos encontramos en la situación económica adecuada para llevar nuestro auto al taller para un mantenimiento. De hecho, muchas veces ignoramos la luces del tablero y esperamos a que nuestro vehículo deje de andar para por fin preocuparnos. Debemos de dejar de hacer esto y entender que el mantenimiento es vital para la longevidad de tu auto. Cada fabricante especifica una rutina diferente, que puedes encontrar en el manual del propietario.

Foto: readersdigest.ca

8. Te formas en doble fila y te metes hasta delante

Está por demás decir que eso es algo que no se debe hacer. Realmente trato de explicar esto en palabras políticamente correctas. Pero si eres de aquellos que “avientan la lámina” para poderse meter hasta delante de una fila te convierte automáticamente en un pésimo conductor, ciudadano y persona.

Foto: lavozdegalicia.es

9. En época de lluvia manejas rápido

Ya lo sabes, pero no te importa porque quieres llegar rápido a tu destino. Pero cuando las calles están mojadas, es importante conducir con precaución. Sobretodo si pasas por un charco, debes respetar al peatón y a otros conductores.

Foto: carvalueservices.com

10. Rebasas por la derecha

Esto es conocimiento básico, pero aún así algunos conductores lo hacen. ¿Por qué? egoísmo puro. “Tengo que pasar”, “tengo que llegar”… “razones” (excusas) que realmente tienen este tipo de conductores al manejar. ¿Eres uno de ellos?

Foto: eltiempolatino.com // Foto de portada: mycoyote.es

Danae Chavez

A través de mi labor periodística busco entregar una opinión que pueda trascender, siempre yendo más allá de lo ordinario. Abrazar mis errores me brinda la oportunidad de seguir aprendiendo y así crecer como persona, celebro el riesgo de intentar cosas nuevas.

"Las opiniones de este artículo son responsabilidad de quien lo escribe. El director editorial responsable de este sitio es Guillermo Lira Plaza".

¿Qué opinas?