5 datos de las carreras callejeras que sorprenderán a la mayoría de las personas

5 datos de las carreras callejeras que sorprenderán a la mayoría de las personas

Cuenta la leyenda que la primer carrera ocurrió la primera vez que dos autos se encontraron en la calle, y es fácil de creer, ya que a veces no podemos sentir ese deseo de superar al coche que está junto a nosotros cuando el semáforo cambia a verde. Por lo menos para aquellos que les gusta la velocidad, ese impulso es algo difícil de resistir.

De ahí surgen todo tipo de carreras, legales y no legales, donde cualquiera que tenga una increíble máquina la puede probar en el asfalto, además de sus habilidades de conducción. Poco a poco, los autos empezaron a hacerse más potentes y las carreras callejeras se hicieron cada vez más populares, y bueno, también gracias a la franquicia de ‘Rápido y Furioso’, que despertaba el deseo de la gente por correr el riesgo.

Actualmente, las carreras clandestinas se siguen llevando a cabo y sin ningún tipo de regulación. Por ello, cualquiera que esté presente, se ha ganado el peligro de ser arrestado, ya que no solo corre riesgo la vida de los participantes, sino la de otros. Sin embargo, esto no ha amortiguado el atractivo de las carreras callejeras. A continuación, te compartimos algunas cosas que quizás no sepas sobre ellas.

5. Siempre tendrás que dar un anticipo, sea que ganes o pierdas

Normalmente, los corredores compiten por dinero en efectivo, y debido a esto, puede que no siempre haya una persona de confianza a la cuál se le pueda cobrar después de competir en caso de que pierda. Sobretodo, porque las carreras son un deporte complicado, ya que los participantes están en autos veloces.Lo que podría causar que un perdedor siga conduciendo después de perder para evitar pagar.

Por esta razón, los corredores deben ofrecer un pago inicial o un anticipo como garantía, en caso de que el perdedor se escape. Si bien, es probable que esta actitud haga que la persona tenga una mala reputación en la comunidad, no siempre puedes conocer a todo el que compite.

4. Las primeras carreras callejeras datan desde 1903

Como mencionaba anteriormente, la leyenda dice que las carreras entre autos se remontan a los dos primeros autos que se encontraron frente a frente en la carretera. Pero oficialmente, los principales registros de este tipo de actividades datan desde 1903.

Dado el tipo de autos que existían en esta época, las carreras se hacían en distancias cortas pues se hacían de punto a punto. Más o menos resueltas por los participantes con anterioridad, a menudo en los autos fabricados por cero.

Foto: carrosneptuno.blogspot.com

3. Cuando se toca el claxon tres veces, significa que debes arrancar

Las carreras callejeras no siempre son un asunto formal. Todo lo que se necesita para algunos, es tener una buena disposición para estar involucrado. Cuando dos participantes voluntarios se encuentran mientras bajan por una carretera o autopista, usan una serie de señales para comunicar su intención. A veces, son luces intermitentes o bocinazos cortos del claxon.

Una de las señales que es más o menos universal, es ésta última. Una vez que los participantes se han alineado, uno de ellos da tres bocinazos cortos para simular las luces en una tira de arrastre, y en el tercer bocinazo, arrancan.

Ahora ya sabes, si pasa alguien haciendo esta señal tú decides si le entras o no.

Foto: mmtseguros.es

2. El tamaño de los neumáticos sí importa

Cuando compites en carreras legales, organizadas por organizaciones y personas conscientes, de que habemos amantes de la adrenalina y queremos probar nuestra habilidades. Puedes tener la seguridad de que se hace una evaluación de cada auto para evitar algún tipo de trampa. En la calle, esto es mucho más difícil de hacer, especialmente cuando no sabes qué esconde el otro conductor.

Uno de los factores más visuales y fáciles de determinar para saber el potencial de un automóvil es el tamaño de la goma en los neumáticos de transmisión. Los corredores de la calle hacen una distinción entre los autos de ‘llantas grandes’ y los de ‘llantas pequeñas’, para hacer la competencia lo más pareja posible.

1. Arrancones

Para la mayoría de nosotros, la imagen de las carreras es ver a dos autos alineados uno al lado del otro, acelerando sus motores y levantando llanta. Pero para el corredor de la calle, este es realmente el estilo de carrera más vulnerable. Sobretodo, si la policía les cae, están en una mala posición para escapar.

Para aquellos que lo hacen, en lugar de hacer tanto “show”,  los autos “cavan” para lanzarse hacia adelante. A pesar de la vulnerabilidad, están preparados para cualquier eventualidad y sigue siendo la versión que tanto hemos visto en las películas de las carreras callejeras.

 

 

 

Sobre 

A través de mi labor periodística busco entregar una opinión que pueda trascender, siempre yendo más allá de lo ordinario. Abrazar mis errores me brinda la oportunidad de seguir aprendiendo y así crecer como persona, celebro el riesgo de intentar cosas nuevas.

¿Qué opinas?