X
X
, ,

15% abajo beneficio operativo de Toyota

En consecuencia a la fortaleza de la moneda, yen, en Japón, Toyota ha comentado que su último cuatrimestre perdió 6.33 billones de dólares (642 billones de yenes).

/agosto 4, 2016

En consecuencia a la fortaleza de la moneda, yen, en Japón, Toyota ha comentado que su último cuatrimestre perdió 6.33 billones de dólares (642 billones de yenes), con lo cual se están tomando medidas para hacer frente a las pérdidas.

El beneficio neto cayó a 552.47 billones de yenes, toda vez que el yen se fortaleció un 11% frente al dólar en comparación con el mismo periodo del año anterior, lo cual impacta en las operaciones de exportación de Toyota, recortando el valor de ganancia que retorna posterior a la venta.

Tetsuya Otake, directivo de la marca mencionó que los ajustes cambian rápidamente y que sin lugar a dudas lamentan las grandes oscilaciones del tipo de cambio. Además de haberse visto golpeados en al menos 80,000 unidades de producción en consecuencia de los terremotos sufridos en Kumamoto en abril, el más desastroso de Japón desde aquel desastre natural de marzo de 2011.

En respuesta, Toyota reducirá los costos, ya que tras el Brexit algunos inversionistas del planeta cambiaron su moneda a yenes, lo cual no trajo beneficios para la marca y se piensa que se podría recortar aún más en costos. Imagínense que hasta han eliminado el uso de algunos elevadores, secadores de manos y aires acondicionados en sus instalaciones. Si bien las ventas van tremendamente bien, es una cuestión de ajustes de precios hacia el exterior para mantenerse competitivo en el mercado.

Ejercicio rápido: si mi valor de producción es de 5 pesos y exporto a 7 pesos tengo un beneficio de 2 pesos. Ahora bien, si mi valor de producción es de 6 pesos (fortalecimiento de moneda: mayor precio de materias primas) y exporto a 7 pesos tengo un beneficio de 1 peso, porque si vendo a 8 no me compran.

Comentarios
ESCRITO POR
Entusiasta de la comunicación y la actividad del periodismo ejercidos con profesionalismo. Manejo desde los 13 años, pero –en la actualidad– sigo jugando a los carritos.