Dodge Charger B-Body: la primera generación del muscle car Dodge | Memo Lira
X
¡Suscríbete a nuestro Newsletter!Mantente al tanto de lo que ocurre en la industria automotriz
Dodge Charger 1966

Dodge Charger B-Body: la primera generación del muscle car Dodge

Así empezó el nombre que se convertiría en leyenda.

/noviembre 17, 2022

Dodge Charger B-Body fue el término con el que se le conoció a la primera generación del pony car de la marca. Queriendo entrar a este popular segmento, la intención fue producir un vehículo que compitiera con coches como el Mustang y Thunderbird. Lo que Dodge no sabía era que estaban en camino de producir una leyenda. 

Nacido en los sesentas

Utilizando al Chrysler 300 de referencia, el Dodge Charger B-Body comenzó su desarrollo a principio de los 60. Para poder competir, era necesario que este nuevo vehículo utilizara la mayor cantidad de recursos disponibles al momento de las plataformas de la marca. Por lo tanto, se partió desde el Coronet para finalmente introducir a Charger en 1966.

Dodge Charger 1966 FTO

La marca lo posicionó a un precio de 2,850 dólares en su momento, equivalentes a más o menos 25,000 dólares actuales. A pesar de compartir una estética relativamente similar, el coche cambiaba sobre todo al interior. Contaba con espacio interior notable, insertos de madera en el volante, cuatro asientos deportivos individuales y una consola que cubría todo el frente del vehículo. 

Interior Dodge Charger B-Body

Un motor intenso

Para competir contra los pony cars de la época, el Dodge Charger B-Body contaba con un motor notable. Debutó en 1966 con un motor Hemi V8 de 5.2 litros. Montados a una caja de 3 velocidades tanto manuales como automáticas, erogaba una potencia de 326 caballos con un torque de 424 libras pie. 

Dodge Charger B-Body

Para el año de 1967, el Charger tendría modificaciones notables. Lo más importante en la versión 440 Magnum, Dodge adaptó un 6.3 litros V8 que elevó la potencia a 375 caballos. Pero la versión más poderosa fue el motor 426 Street Hemi con el que entregó hasta 425 HP. Solamente 118 Chargers existieron con esta configuración y actualmente es uno de los modelos más deseados por los entusiastas. 

La primera generación de Charger fue el gran paso de Dodge hacia uno de los segmentos más populares del mercado. De ahí, vendería un total de 15,788 unidades e incluso ganaría el primer lugar en el campeonato NASCAR de 1966. B-Body fue el primer paso para consolidar un nombre en la industria automotriz que simplemente no podemos ignorar. 

Continúa con nuestro canal de Youtube para nuestras pruebas en video

Comentarios
Google-news

close

¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

Mantente al tanto de lo que ocurre en la industria automotriz



Ir a la barra de herramientas