Lamborghini encontró a un auténtico fanático de la marca y esto fue lo que pasó

Lamborghini encontró a un auténtico fanático de la marca y esto fue lo que pasó

Si los recursos no fueran una limitante, ¿cuáles serían 10 sueños que realmente cumplirías?

Siempre me gusta hacerme esta pregunta de vez en cuando, para poder despertar algunos sueños que posiblemente hayan estado guardados. O empezar a crear nuevos propósitos y metas para el siguiente año. Y siendo honesta, en uno de estos sueños sí está comprarme el auto de mis sueños. Al fin y al cabo, la capacidad de soñar nunca debería de limitarse o perderse, porque siempre puede haber oportunidad de lograr uno o todos.

A quien realmente le gusta Lamborghini, este video va a despertar esas ganas de seguir soñando el tener uno. Y es que, desde 1963 que este fabricante italiano de automóviles deportivos ha existido no ha dejado de “embobarnos” con la tecnología y diseño de cada modelo. Algunos mejores que otros, pero al fin de cuentas un verdadero fanático no cambiaría el amor por estos superautos, aunque le ofrecieran un vehículo de otra marca.

Ya sea que te guste el Laborghini Countach, Miura, Diablo, Murciélago, Gallardo, Aventador, Huracán o el nuevo crossover Urus. Todos estos modelos ofrecen un diseño e impresionante ingeniería. Que con los recursos actuales que algunos tenemos, solamente podemos disfrutar a escala o con control remoto para sentirnos de nuevo como niños.

Regresando de nuevo al video, el pasado 24 de diciembre la marca italiana se dispuso a encontrar a un verdadero fan de sus vehículos en una tienda de juguetes. A cada niño que llegó con la ilusión de poder adquirir un Lamborgihini, el dependiente les indicaba que estaban agotados, mostrándoles otros modelos y marcas de coches que tenía disponibles en ese momento.

Sin embargo, uno se mostró firme en su deseo de obtener un “Lambo” de juguete y no estuvo de acuerdo con tener otro. Al ver esto, el encargado de la tienda supo que había encontrado al fanático más joven y devoto de la marca. Ofreciéndole un regalo mucho más grande de lo que él hubiera imaginado.

Pues inmediatamente vemos al piloto profesional respaldado por Lamborghini, Marco Mapelli, quien conducía un Aventador SVJ. ¡Exacto! el mismo que consiguió el récord absoluto el año pasado en Nürburgring, Alemania. Convirtiendo a este auto como el más rápido en el circuito alemán, con un tiempo de 6 minutos y 44 segundos.

Mapelli le entrega a este niño el auto que quería y lo sube con él para llevarlo como pasajero de este superdeportivo. Despertando en nosotros las ganas de volver a ser niños, ¿o no?

Aquí el video:

 

Sobre 

A través de mi labor periodística busco entregar una opinión que pueda trascender, siempre yendo más allá de lo ordinario. Abrazar mis errores me brinda la oportunidad de seguir aprendiendo y así crecer como persona, celebro el riesgo de intentar cosas nuevas.

¿Qué opinas?