Autos para disfrutar

Autos para disfrutar

Ante la vorágine de la vida diaria, el tránsito de la ciudad y en carreteras, las horas de espera por distintas razones de mantenimiento, construcción o las crisis de aforo vehicular en vacaciones, tendemos a olvidarnos que manejar realmente puede ser un placer, de hecho, este sentimiento es una de las principales razones por las que los entusiastas que gustan de autos se interesan y viven el tema automotriz de manera distinta. Las armadoras, insistentemente desde que he podido hablar con sus líderes en varios escalones de la vida corporativa, quieren hablar con nosotros los clientes a través de productos emocionales que precisamente tengan un manejo especial. De hecho, muchas invierten millones para tener sus marcas deportivas o por lo menos versiones de varios de sus vehículos y ya, en el peor de los casos, uno y otro ejemplar que realmente eleve el desempeño por lo menos visual.

En esta área existen los autos personales -quizá sea la razón de más peso para vehículos de capricho- el buen manejo, el sentimiento, la percepción de lo motor ya sea a través de su nota o de su poder inicial o su capacidad de curveo.  En la era de la gasolina esto se ha vivido siempre, y déjeme decirle que en la nuera era híbrida y eléctrica el sentimiento de manejo y deportividad también está por convertirse en un valor especial por el gran poder que desarrollan.

Quien gusta de manejo hay muchas opciones, desde leyendas como el Mustang o las ejecuciones de hatchbacks que nos encanta manejar. No es solo la velocidad o el poder, es un entero de ingeniería y buen diseño aderezado de cuestiones como terminados o materiales en el interior, hasta la forma del volante incide en que querramos manejarlos. El entusiasmo por manejar sigue vivo y seguira no importa de qué tecnología se trate.  Mientras tanto, le aseguró que si prueba cualquier “hot hatch” en el segmento más accesible, su decisión de compra tendrá serias dudas, pues en general tienen gran desempeño y, como le digo, “manejo”.  Nos gusta hacerlo y a las compañías les encanta hacer productos no solo para transportarnos en el tráfico… la próxima vez que maneje piénselo.  Si no lo ha hecho, una carretera en una hora sin tráfico y preferentemente con curvas, maneje solo por puro placer no para llegar.  Entenderá la compra de uno de estos autos.

 

@MemoLiraP

Sobre 

Periodista y fundador de varias publicaciones de relojes y automotrices con mas de 20 años de experiencia en TV, radio, periódico, revistas e internet. Director Editorial del suplemento semanal Autos Publimetro. Director General en www.watchesworld.com.mx
Fanático de las redes sociales, entusiasta aguerrido de las motos, aparatos de medición y mapas.

¿Qué opinas?