La bola de cristal, KIA Rio GT-Line, ahora con motor de tres cilindros turbo

La bola de cristal, KIA Rio GT-Line, ahora con motor de tres cilindros turbo

Todo está listo para que la forma surcoreana presente la versión más deportiva del subcompacto Rio Hatchback que orgullosamente se fabrica en México y que será el Autoshow de Ginebra el escenario para mostrar el auto con las letras GT Line.

El Rio con la denominación oficial GT-Line cuenta con un motor turboalimentado y un manejo cautivador con un nuevo aspecto deportivo por dentro y por fuera, inspirándose en la gama de modelos ‘GT’ de Kia, como el cee’d GT y Optima GT.

La Rio GT-Line está propulsado por el motor T-GDi de 1.0 litros (inyección directa de gasolina turboalimentada) de Kia, un tren motor sensible que proporciona una aceleración voluntaria y contribuye a las características de manejo inmediato del automóvil gracias a su peso ligero.

Diseño
El exterior presenta nuevas y elegantes características de diseño, como una parrilla de tigre negro brillante y cromada, rines de aleación de 17 pulgadas GT-Line exclusivos y faros antiniebla LED de “cubitos de hielo”. La parte trasera está acabada con dos puntas de escape, luces LED de circulación diurna, molduras de ventana cromadas, un alerón negro brillante en el techo y resaltes en el umbral.
Seis acabados de pintura están disponibles, destacando el carácter deportivo del automóvil: Aurora Negro, Grafito Platino, Rojo Señal, Blanco Claro, Plata Sedosa y Más Amarillo.

El interior combina el estilo moderno, las formas esculturales y la ergonomía del Río con una serie de características exclusivas de la línea GT, creando una cabina que combina con el exterior más atlético. Los asientos están terminados en cuero sintético negro y tela con costuras grises en contraste, mientras que los conductores se presentan con un nuevo volante de cuero ‘D-cut’. Un nuevo adorno metálico rodea los interruptores de las puertas y la palanca de cambios, y el tablero complementa esto con un nuevo acabado de fibra de carbono.

El motor

Es ligero, compacto y dinámico, hablamos del motor de tres cilindros y 1.0 litros T-GDi que proporciona al Rio GT-Line 120 hp a 6.000 rpm, con 172 Nm de par disponible de 1.500 a 4.000 rpm para una máxima flexibilidad en todas las condiciones de la carretera. Se combina con una transmisión manual de seis velocidades y más adelante para el mercado de Norteamérica con una de siete marchas robotizada.

Las ventas iniciarán para Europa a finales del primer cuarto de este mismo año.

Mario Rossi

Apasionado del mundo automotor, periodista por afición y amante de los vehículos que usan los elementos refinados del petróleo. Coeditor del suplemento semanalAutos Publimetro, en donde ponemos especial cuidado en todo aquello que se mueve gracias a un tren motor y ruedas.

Entusiasta de los aviones, aprendiz de las redes sociales y fiel observador de la cartografía mundial, así como de las diferentes culturas del globo terráqueo.

"Las opiniones de este artículo son responsabilidad de quien lo escribe. El director editorial responsable de este sitio es Guillermo Lira Plaza".

¿Qué opinas?