VOLKSWAGEN JETTA GLI, nuestra prueba de manejo

VOLKSWAGEN JETTA GLI, nuestra prueba de manejo

2014_jetta_gli_3334UN SEDÁN DEPORTIVO MUY CONSENTIDO EN MÉXICO

La firma alemana nos presenta el Jetta GLI como modelo 2016 y algunas mejoras estéticas tanto en el exterior como en el interior. Este auto goza de muy buena reputación en nuestro mercado, ya que desde la segunda generación lo conocemos y cada ocasión que se actualiza o da un salto generacional, los más fanáticos de la marca van tras de él. Este GLI no lleva la plataforma MQB ya que aún se ensambla en la plataforma anterior de la sexta generación que usaba el Golf y que la actual Tiguan también aprovecha.

Por fuera

Con una parilla que cruza de lado a lado el frontal en forma de panal y que hace juego con los grupos ópticos, la genética de la casa está marcada en estos detalles, incluso la fascia que alberga a los faros de halógenos nos muestra los tintes deportivos del auto, ya que lleva una boca en forma de trapecio invertida, grande, para dar paso a la buena refrigeración del tren motor.

Los costados son limpios en cuanto a los trazos, pero los más conocedores verán en la parte baja un pequeño estribo que le confiere un toque de deportividad. Único para el modelo evaluado.

La parte trasera, presume de una cintura alta, la cual está terminada en la parte anterior de la misma con un pequeño y muy bonito alerón para darle un mejor agarre al auto a altas velocidades. Por lo que respecta a las luces posteriores, éstas han cambiado y ahora se nota un aire más cercano a su hermano mayor y más pudiente el Audi A4. Los rines son de 18 pulgadas y presume de pinzas de frenos en color rojo, detalle que lo hace diferente al resto de sus hermanos menos pretenciosos.

También te puede interesar   Nuevo Golf GTE: el GTI híbrido enchufable de Volkswagen

Por dentro

Al abrir las puertas delanteras, encontramos estribo marcado con las iniciales GLI, el interior en terminado negro completo y el tablero luce correcto, es decir, a la vista y tacto es suave, con acabados Premium. En este mismo sentido hay una franja roja que atraviesa el mismo, recordándonos que se trata de la versión más deportiva de la familia Jetta.

Los asientos delanteros ofrecen una estupenda sujeción, y en el respaldo llevan grabado en el cuero las iniciales GLI. La banca trasera alberga a tres adultos, pero serán dos los que viajen cómodamente.

En cuanto al confort hay un excelente equipamiento, computadora de viaje, volante forrado en piel y con botonería para manipular el sonido, la computadora y el Smartphone. Y aunque nuestro GLI de prueba la versión DSG carecía de un navegador, es un detalle que sí extrañamos.

El climatizador del auto, la pantalla central, el quemacocos eléctrico y el paquete eléctrico, hacen de este auto un vehículo muy conveniente para disfrutar en cualquier circunstancia de camino.

El manejo

Tiene botón de encendido y la llave es de presencia. Arrancamos el motor y éste nos da la bienvenida con un sonido ronco y emotivo. Al hablar del mismo, nos referimos al ya conocido y galardonado cuatro cilindros 2.0L Turbo de 210 caballos de potencia que se asocia a una transmisión de seis velocidades automática DSG que incluso la manipulamos desde la manetas detrás del volante para una conducción más precisa.

Aceleramos, entra el turbo, y la respuesta es buena, el auto reacciona mejor en la posición S de la caja DSG ya que siempre estará muy atenta la computadora a reacciones rápidas e inminentes.

También te puede interesar   El "facelift" del Hyundai Accent visto en China

Los Frenos funcionan bien, pero en cierto momento, si abusamos de ellos, llegan a mostrar fatiga y el pedal se tornará un poco más suave, pero nada para asustarnos. Es buena la detención del auto en cualquier momento.

La suspensión es más dura que en el resto de la gama y se nota al momento de entrar rápido en curvas. Y aunque el auto tiene carácter deportivo, si lo llevamos al límite, el ESP entrará en nuestra ayuda para no perder la trayectoria.

La conclusión

Definitivamente el Jetta GLI es un buen auto, pero también lo es un poco de capricho, ya que el precio a pagar es alto. La versión de entrada con transmisión manual tiene un precio de 395 mil pesos, la versión DSG (evaluada) cuesta 415 mil 400 pesos y si buscamos el paquete navegación por lo menos habrá que sumar 50 mil pesos mas dependiendo si es manual o DSG.

PUNTOS A DESTACAR

Excelente tren motor

Un auto con mucha clase

De los mejores en su segmento en cuanto a dinámica

Buen equipamiento en materia de seguridad activa y pasiva

COMPETENCIA

Audi A3 Sedán 1.8 TFSI Ambiente

Subaru Impreza sedán WRX 6M

Precios versión evaluada: Jetta GLI 2.0T DSG 415 mil 400 pesos.

Facebook Comments

Suscríbete a nuestro Newsletter

"Las opiniones de este artículo son responsabilidad de quien lo escribe. El director editorial responsable de este sitio es Guillermo Lira Plaza".