#ViernesDeVelocidad – ¡¡¡Sin límites!!!

#ViernesDeVelocidad – ¡¡¡Sin límites!!!

Cuántas veces miramos los letreros de límite de velocidad ¿sinceramente? Yo creo que ninguno de los verdaderos apasionados al deporte motor los consideramos, lo cual es un error y pone en riesgo nuestra salud e integridad. Es por ello que en #MemoLira hemos decidido abundar en el tema, a fin de mencionarles lo peligroso que puede ponerse el camino si aceleramos en terrenos que no son aptos para hacerlo. Descubre en tres pasos simples los consejos para poder acelerar con “singular alegría” sin comprometer a tu persona y a quienes viajan contigo.

MUSTANG

Primer paso: la velocidad tope de un automóvil corresponde a la potencia del mismo, su resistencia al viento y las capacidades de transmisión, suspensión y frenos. Es por ello que las mimas armadoras limitan el tope de sus bólidos, a fin de cuidar los neumáticos cuando se les somete a un desgaste extenuante, procurar el consumo de combustible, la refrigeración del mismo, pero principalmente en beneficio del piloto, para que pueda disfrutar de las prestaciones sin comprometer demasiado su salud.

Bugatti

No es lo mismo manejar a 130 kilómetros por hora a bordo de un vehículo con 10 años de uso dotado de 70 caballos de potencia y frenos de disco adelante con tambores atrás, que manejar un superdeportivo nuevo dotado de un motor turbocargado con más de 600 caballos, de suspensión deportiva con sistema de control de tracción, diferencial autoblocante, transmisión de doble embrague y frenos de disco perforados high performance.

Es por ello que por muy apto que pueda sentirse usted en al volante, deberá tomar en cuenta las especificaciones del vehículo, previo a acelerar en cantidad y presión.

Segundo paso: deberá reconocer el trazado, es decir, la geografía del lugar, su altura, sus curvas, peraltes y hasta baches. Y es que si usted vive en la Ciudad de México sabrá a lo que me refiero. No importa si su vehículo es un Lamborghini Aventador, intente dominarlo a 200 kilómetros por hora en la entrada de Periférico a Río San Joaquín, y seguramente dejará fragmentos de llanta, fibra de carbón y hasta el cárter del motor en alguno de los baches que incluso hacen reducir la velocidad a menos de 10 kilómetros por hora. Asimismo, imagínese en este bólido en la carretera hacia Puebla, en primer lugar deberá tomar en cuenta la inseguridad, la escases de ruta de escape en caso apremio y –también– en la cantidad de aceite derramado y caucho destrozado a consecuencia de los autobuses pesados que circulan por la autopista, lo ideal sería guardar su superauto para un festival de velocidad con todas las medidas de seguridad existentes, o moderar su manejo y estar consciente de cada detalle… Pero, también hay que tomar en cuenta un aspecto básico de los trazados, pues cuentan con un límite de velocidad, quizá no para usted que siente que Michael Schumacher no le llega ni a los talones, sino para cuidar la seguridad de los suyos, y de quienes transitan por las avenidas, carreteras y calles, que más bien prefieren llegar 30 minutos después, pero sin sobresaltos.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

En este apartado, incluimos la lista de los países que cuentan con un límite de velocidad diferente al nuestro, pero además debemos recordar que el primer señalamiento de límite de velocidad surgió en 1861 en el Reino Unido.

– Límite de velocidad máximo –señalizado–: 140 km/h para Polonia y Bulgaria.

– Límite de velocidad máximo en Estados Unidos: 137 km/h en Texas (85 mph).

– Sin límite de velocidad en Brandemburgo al interior de los Autobahns de seis carriles, no obstante la velocidad promedio no sobrepasa los 142 kilómetros por hora. Este caso se replica en la India (Andhra Pradesh y Maharashtra). 

Tercer paso: usted, sí estimado lector. Realmente no podemos asegurar que contemos con reflejos felinos para responder a alguna situación de apremio, y si bien los pilotos profesionales se impactan cuando llegan al límite y en ocasiones bajan por su propio pie y sin consecuencias, número 1: son PROFESIONALES, lo que quiere decir que han competido –prácticamente– toda su vida, reciben entrenamientos especializados para mejorar sus capacidades de conducción, han manejado muchísimas más horas al interior de una pista que fuera de ella y, además se trata de lo mejor de lo mejor, lo que quiere decir que echaron abajo los sueños de muchísimos aficionados a la F1, NASCAR, etc…

No es por “poncharle” las ilusiones, pero tome en cuenta las medidas de seguridad si gusta de #ViernesDeVelocidad.

Marco Alegría

Entusiasta de la comunicación y la actividad del periodismo ejercidos con profesionalismo. Manejo desde los 13 años, pero –en la actualidad– sigo jugando a los carritos.

"Las opiniones de este artículo son responsabilidad de quien lo escribe. El director editorial responsable de este sitio es Guillermo Lira Plaza".

¿Qué opinas?