#MartesDeMachine – Tuning

#MartesDeMachine – Tuning

Generalmente relacionamos el término tuning con modificación de vehículos en estética, pero estamos equivocados, pues éstos, si es que no mejoran las prestaciones mecánicas y físicas del automotor, serían únicamente llamadas: customizing o personalización. En ocasiones la palabra tuning puede resultar un sacrilegio para los puristas de cepa que buscan que sus vehículos cuenten con el equipo original de agencia, pero compañías como Brabus, Shelby, Hennessey etc, podrían ser consideradas dentro de estas categorías, y es que cuando el #Machine necesita mucho más que las especificaciones de vehículo a comercializar, recurre al tuning para encontrar más deportividad, más potencia, mejor frenado, estética más robusta y bueno, prestaciones mucho más #Machines.

La palabra tuning proviene del inglés “ajuste”, y comenzó a hacerse popular en los Estados Unidos posterior a la Segunda Guerra Mundial, seguramente al mirar los vehículos que se estaban produciendo en “El Viejo Continente”, pues en Estados Unidos la geografía plana y con pocas curvas tampoco necesitaba de altísimas prestaciones. Fue así que en el país norteamericano comenzó a adoptar algunos cambios para mejorar las posibilidades de sus vehículos. No obstante, también los europeos y japoneses comenzaron la tendencia, por lo que a ciencia cierta no podemos indicar que se trate de una época en específico, sino de una necesidad del #Machine por hacerse de un vehículo mucho más capaz.

En Europa se hizo popular en las décadas de los 60 y 70, no obstante, los Hot Rods de los 50 en Estados Unidos también se hicieron notar, a la fecha los países que gozan de mayores empresas para la modificación y el recambio de partes son los “gringos” y nuestros amigos nipones, debido a la cultura y aceptación de este tipo de aparatos.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Pongamos dos ejemplos americanos: Dodge Challenger SRT Hellcat y Hennessey Mustang Supercharged, ambos están animados por el V8 de sus respectivas armadoras, en este caso Dodge (Chrysler) y Ford: ambos han sido dotados de un supercargador que eleva las potencias de 485 caballos a 707 (Hellcat) y de 435 caballos a 717 hp cuando nos referimos al pony. Es decir, la fuerza con la que empujan este duo de bólidos los llevará de 0-100 km/h en menos de 4 segundos, pero además completarán le cuarto de milla en poco más de 10 segundos, siendo automóviles de prestaciones #Supermachines, que en línea recta serán muy difíciles de vencer.

Ahora hablemos de dos vehículos europeos: Brabus ha decidido tunear una enorme cantidad de Mercedes-Benz, Smart y Maybach (cuando éste existía), no obstante Brabus no cuenta con convenio directo con la armadora alemana, sino que realiza sus servicios a particulares que lo solicitan. Modifica la carga aerodinámica, el peso, la suspensión, el diferencial, la potencia del motor debido a la electrónica, sustituye piezas para mejorar el frenado etc. Igualmente la compañía compite con Carlsson, que también se especializa en Mercedes-Benz, pero que desde que fuera adquirida la compañía AMG, ambas compañías han tenido que comprar a Mercedes-Benz, modificar el bólido y posteriormente vender al cliente final.

Ejemplos:

C25 Carlson

El primerautomóvil superdeportivo propio de Carlsson, el C25, hizo su debut en el 2010, en el Salón del Automóvil de Ginebra. Con una versión limitada de 25 automóviles, el C25 está equipado con un motor V12 twin-turbo que genera 764 CV y 1,150 N·m de par motor. Con una aceleración estimada de 0-100 km/h en 3.7 segundos y una velocidad máxima de 352 km/h.

carlsson

Brabus Bullit 

Los 800 CV de potencia, cifra al alcance de muy pocos y que se consiguen gracias a la sustitución del bloque V8 de serie por un nuevo motor V12, también de procedencia Mercedes. Este motor V12 tiene su origen en la Clase S de Mercedes, y los 5.5 litros de cilindrada del bloque de partida se ven aumentados hasta los 6.3 litros por Brabus. Además, y gracias a la preparación que incluye la incorporación de dos turbocompresores, se alcanza la bonita cifra 3.7 segundos en la aceleración de 0-100 km/h, los 0-200 km/h en 9.8 seg y los 0-300 en tan solo 23.8 segundos.

brabus-bullit-alice

C63 AMG coupé black series

No tan espeluznante como el Brabus, pues utiliza cuatro cilindros menos que el anteriormente mencionado, es el Mercedes-Benz Clase C más potente hasta el momento, con sus 517 CV extraídos del motor AMG V8 6.3, este sediento motor acelera de 0-100 en tan solo 4.2 segundos y alcanza velocidades de hasta 300 kilómetros por hora, claro, limitadas electrónicamente.

Captura de pantalla 2014-10-06 a la(s) 14.21.13

Es decir, este tipo de ejemplos nos puede dar una idea de la necesidad del #Machine por ir aún más allá de las prestaciones regulares de un vehículo salido de la agencia.

Marco Alegría

Entusiasta de la comunicación y la actividad del periodismo ejercidos con profesionalismo. Manejo desde los 13 años, pero –en la actualidad– sigo jugando a los carritos.

"Las opiniones de este artículo son responsabilidad de quien lo escribe. El director editorial responsable de este sitio es Guillermo Lira Plaza".

¿Qué opinas?