Sufrir un infarto en el auto cada vez es más común

Sufrir un infarto en el auto cada vez es más común

En México, se han registrado 75 mil infartos de los cuales 35 mil son fulminantes de acuerdo con la Secretaria de Salud. Muchos de ellos están relacionados con la diabetes, obesidad y la hipertensión arterial.

Sufrir un infarto mientras conduces, se está volviendo cada vez más común en nuestro país. El estrés, los malos hábitos, males congénitos e inclusive inhalar humo negro del escape son algunos detonantes que pueden ocasionarte un infarto mientras conduces o en cualquier otro momento.

Síntomas de sufrir un infarto mientras conduces

Algunos de los siguientes síntomas, indican que puedes sufrir un infarto mientras conduces. Por ningún motivo los dejes pasar por desapercibido:

Dolor en el pecho

Este es uno de los principales síntomas que te advierten sufrir un infarto mientras conduces. Si sientes presión y dolor, no dejes que la ansiedad y el pánico te invadan y dirígete hacia un hospital.

Quemazón en el brazo o adormecimiento

Generalmente, el brazo que duele es el izquierdo. Sin embargo, debes poner atención a ambos brazos y en la espalda, pues el adormecimiento y dolor en estas zonas puede indicar un posible infarto. Si tienes más de dos síntomas, busca estacionarte y llama a algún familiar que pueda auxiliarte.

Dificultad para respirar

Es importante mantener la calma para no empeorar el cuadro o provocar otros síntomas que no tienen nada que ver con un infarto. La dificultad para respirar puede evitarse inhalando profundamente y exhalando lentamente. Si es ansiedad, lograrás controlarla.

Te recomendamos poner atención a los demás síntomas para que puedas actuar rápidamente.

Sudor excesivo

Si tienes dolor en el pecho, adormecimiento en los brazos, dificultad para respirar y comienzas a sudar en exceso, lo mejor será que llames a una ambulancia y te estaciones lo más pronto posible. Te recomendamos llevar aspirinas siempre a la mano y masticarla en cuanto antes.

Sensación de indigestión, ritmo cardíaco elevado, náuseas o dolor en la mandíbula son otros de los síntomas de sufrir un infarto mientras conduces. No los dejes pasar y busca un lugar seguro para estacionarte, acostarte en el asiento trasera con las piernas hacia arriba y llamar a una ambulancia para que te asistan en cuanto antes.

Mariana Valtierra

Periodista apasionada por ejercer la actividad de informar y manifestarme en la opinión pública. El día que decidí dedicarme a esta actividad, coincidió con el momento en el que opté por compartir mis experiencias a través de mi visión particular del mundo.

"Las opiniones de este artículo son responsabilidad de quien lo escribe. El director editorial responsable de este sitio es Guillermo Lira Plaza".

¿Qué opinas?