Prueba de manejo: KIA Niro, por si querías un SUV híbrido

Prueba de manejo: KIA Niro, por si querías un SUV híbrido

KIA Niro es versátil, seguro, dinámico y sumamente eficiente. Si bien el costo de la unidad no es el más accesible si le comparamos con sus rivales a gasolina.  Sí lo es cuando hablamos de un tren motor híbrido. Es el mejor crossover híbrido del mercado mexicano y las razones son muchas. Evidentemente si buscamos performance lujo, y algunas características de vehículo premium deberíamos centrarnos en el segmento de lujo.

KIA Niro

Llegó a nuestro país en febrero de este año y la respuesta del público ha sido espectacular. Y es que no es exageración cuando mencionamos lo bien que está especificado este producto y la buena oferta con la que llegó a competir en un segmento en donde no encuentra rival, por precio y prestaciones.

Propuesta

Un deportivo utilitario equiparable en espacio interior con su hermano Sportage. Pero que brindará todas las virtudes de un híbrido. Como lo son la eficiencia, cuidado al medio ambiente, incentivos fiscales, bajos consumos de combustible. Y por si fuera poco, no se ve como un vehículo de otro planeta, su diseño está realmente bien logrado, enfatizando los códigos que tanto nos gustan de la familia de productos KIA.

Su inspiración reside en la naturaleza, es un vehículo amigable con el medio ambiente. Posee cortinas de aire verticales y un elegante perfil enfocado en la deportividad y la aerodinámica, sus faros de xenón con luces diurnas LED llaman la atención inclusive de día, mientras que en la parte trasera destaca una caída robusta pero ágil y de buen gusto.

Por dentro 

El interior es espacioso, tanto que cinco pasajeros podrán disfrutar de un gran sitio para rodillas y viajar cómodamente sin contratiempos pero, si se desea, la segunda banca de asientos abatibles optimiza el sitio para carga. En cuanto al sistema de infoentretenimiento una pantalla táctil de 5” gestionará diversas funciones de conectividad con su teléfono celular vía Bluetooth®, auxiliar o USB. El monitoreo continuo del sistema híbrido es visible en el clúster de instrumentos.

No pierda de vista que el vehículo es atractivo, su mejor carta estética es que no parece híbrido. Rines de 18 pulgadas y un frontal apegado a la estética de familia destacan de algunos híbridos que no gozan de la aceptación del público en diseño.

¿Cómo funciona el sistema híbrido?

Dos motores, el primero es de 1.6 litros a gasolina (ciclo Atkinson) y 103 caballos a las 5,700 rpm. Mientras que el torque y la magia de mover el auto desde cero. Todo se da gracias al motor eléctrico alimentado por una batería de polímero de litio de 1.56 kilovatios situada debajo de los asientos traseros.

Motor eléctrico 

Los 43 hp de este bloque eléctrico se combinan para 146 caballos e impresionantes 195 libras pie de torque (1,000 vueltas). Pero además se optimiza el consumo de combustible gracias al sistema de frenado regenerativo que transforma la energía cinética en calor y a su vez la recolecta para recargar la batería. El poder se transfiere a las ruedas delanteras gracias una acertada caja DCT de doble embrague. La cual ayudará a gestionar la potencia y a optimizar la marcha. Destaca, como en muchos híbridos y eléctricos la capacidad de aceleración y recuperación del conjunto. Permitiendo realizar rebases sin exigirse, tal como si se manejara un vehículo sobrealimentado. Su altura es más baja que Sportage, por lo que su manejo también es más dinámico. En las primeras pruebas hemos exprimido el rendimiento hasta superar los 24 kilómetros por litro.

Seguridad

Un utilitario familiar debe destacar en este departamento y KIA Niro lo hace con 7 bolsas de aire. Además de construcción de carrocería en acero de alta resistencia (AHSS). Sus frenos son de disco en las 4 ruedas con ABS, asistencia de frenado y pendientes, control de estabilidad, detección de punto ciego y sistema de monitoreo de presión de llantas. Asimismo diferentes sistemas disponibles, de acuerdo a la versión. Podrá optar con alerta trasera de tráfico cruzado, detección de punto ciego etcétera.

Sobre 

Entusiasta de la comunicación y la actividad del periodismo ejercidos con profesionalismo. Manejo desde los 13 años, pero –en la actualidad– sigo jugando a los carritos.

¿Qué opinas?