La importancia de prender el auto en frío

La importancia de prender el auto en frío

Muchos tienen la práctica de prender el auto y de inmediato comenzar a avanzar. Muchos todavía van un paso adelante, prendiéndolo y aun cuando todavía no se han apagado los testigos en el tablero, ya están poniendo Drive o primera y arrancándose.

Si bien, los autos actuales pueden soportar esto, el desgaste derivado de tener estas prácticas se notará en el corto o mediano plazo. Todos hemos notado cómo cuando el auto está frío (más de 6 horas parado) lo prendemos y se acelera solito hasta las 1,300 o 1,500 rpm, dependiendo el motor y el auto.

Lo indicado es dejarlo funcionar así hasta que bajen las revoluciones del auto por sí solas (entre 750 – 900 rpm es el ralentí promedio). Una vez que ya el auto no esté acelerado, entonces ya podemos avanzar y cuando adquiera su temperatura de operación normal, aproximadamente 10 – 15 minutos después de circularlo, es cuando podremos acelerarlo con plena libertad.

¿Qué ganamos con esta práctica?

Los sistemas anticontaminación, por ejemplo, trabajan de manera más cargada cuando el auto está frío, iniciando sistemas que solo operarán en esa etapa. Ya caliente, los sistemas de anticontaminación como convertidor catalítico, sensores de oxígeno, bomba secundaria de aire, etcétera, trabajan mucho más tranquilos y con cien por ciento de eficiencia.

Lo más importante es que cuando arrancamos el motor en frío el aceite de motor está acumulado en el cárter de motor, por lo que requiere de algunos segundos para circular en el motor y lubricarlo. Lo mismo sucede con otros aceites/lubricantes, como en la transmisión, en la dirección hidráulica y hasta con el anticongelante.

Si le damos este par de minutos para encenderlo y dejarlo ahí acelerado hasta que bajen las revoluciones y entonces ya lo movemos, cuidaremos mucho más de todos los sistemas del auto, evitaremos desgastes prematuros de algunos componentes (por falta de lubricación) y les aseguro que hasta pequeños ruiditos que salen por arrancarnos intempestivamente sin permitirle al auto que circulen todos sus lubricantes.

Además, permitiremos que todos los sistemas electrónicos se inicien adecuadamente y no que estén trabajando al paso de otros, sobrecargando las cosas y créame, se pueden generar errores y desgastes no deseados por hacer esto.

Y de paso, un gran consejo. Si vamos tarde, la diferencia no será de 2 minutos porque el auto se tardó. Démosle una vida útil mucho más larga a nuestro motor, así como de mayor calidad. En el mediano plazo, se nota mucho la diferencia de los autos en los que se siguieron estos consejos y en los que no.

Sobre 

Ingeniero Industrial especializado en el sector automotriz, con una profunda pasión y conocimiento por la mecánica y funcionamiento de todos los autos.
Desde pequeño, exaltado por el manejo deportivo en cualquier instancia y fanático de los autos europeos.
Aficionado a la aviación y con experiencia en los medios, TV y radio.
@zuckermann7

¿Qué opinas?