, , ,

Errores graves al asegurar o sujetar un niño en el auto

Así como no dejas que tu hijo cruce la calle sin precaución, juegue en las escaleras, en un balcón o ventana, su seguridad en el auto es una de las decisiones más importantes

/marzo 17, 2021

Cuando se trata de proteger a un niño, el tomar decisiones por sentido común no es la decisión más sensata. Tan es así, que las cifras son aterradoras cuando vemos la cantidad de errores e incidencias al momento de sujetar y asegurar un niño en el auto.

Según la organización británica Child Seat Safety, dos de cada tres niños no viajan de forma segura, poniéndolos en riesgo en caso de accidente. Entre ellos, se encuentran los sistemas de retención usados de forma incorrecta, los cuales reducen el 75% del riesgo de muerte y el 90% de lesiones, según la Dirección General de Tráfico española.

No es un tema menor, debido a que una correcta sujeción es la diferencia entre la vida y la muerte en un niño. Por ello, te compartimos cuáles son los principales errores y algunas sugerencias adicionales.

Errores graves al asegurar a un niño

Con base en las recomendaciones de seguridad del departamento de Desarrollo de la Seguridad en el Vehículo de SEAT, te compartimos cuáles son los errores más comunes al asegurar a niños en el auto. Posteriormente, te damos unas sugerencias adicionales.

1. Escoger una silla infantil sin considerar la altura y el peso. Contrario a lo que se cree, la elección de sillas no se determina por la edad, sino por el peso y medida.

2. Usar sillas heredadas y antiguas. Con el paso del tiempo, los materiales tienden a deteriorarse, lo cual reduce su garantía de protección.

3. Conservar una silla que estuvo en un accidente. Es indispensable sustituirla después de un incidente vial.

4. Sentar a los niños en el asiento del copiloto aunque sea por trayectos cortos. Las bolsas de aire delanteras ponen en riesgo la seguridad del niño. Por ello, siempre deben viajar en la parte trasera.

5. No leer las instrucciones de la silla. Aunque seamos buenos deduciendo cómo se utiliza, es necesario leer el manual para cerciorarnos que las estamos instalando correctamente. Esto nos permitirá el hacer comprobaciones de que está bien fijada.

6. Los niños viajan con el arnés holgado. Los arneses deben ir tensos y lo más ajustados posibles. Es importante garantizar que los niños no puedan sacar los brazos.

7. Colocar la silla infantil viendo hacia el frente. Se recomienda, como mínimo, colocar la silla en contrasentido hasta los 15 meses e incluso 1.05 m de altura. ¿La razón? El cuello de un bebé no está preparado para soportar el peso de su cabeza impulsada hacia delante en caso de colisión frontal.

8. Minimizar los trayectos cortos. Los desplazamientos de casa a la escuela acumulan el mayor número de conductas de riesgo. Contrario a esto, el 37% de los conductores reconoce haber llevado a sus hijos en alguna ocasión sin silla o sin asegurarse que se hayan puesto el cinturón de seguridad correctamente, según el Real Automóvil Club de España.

9. Asegurarlos con chamarras gruesas, abrigos y mochilas. Es indispensable quitar las chamarras y las mochilas para garantizar que no haya holgura de ningún tipo al momento de abrocharlo.

10. Tener juguetes y objetos sueltos en el auto. Cualquier equipaje u objetos sueltos son lanzados como proyectiles en caso de accidente. Es indispensable guardar todo en la cajuela.

11. No asegurarte tú. Los adultos deben poner el ejemplo.

12. Sacarlos del auto sin su silla en caso de accidente. Si han sufrido un incidente vial, los niños deben sacarse del vehículo con todo y su silla para evitar lesiones graves.

Hasta los doce años. En la CDMX, los sistemas de retención infantil y el cinturón de seguridad de tres puntos es obligatorio para los menores de 12 años y personas que miden menos de 1.45 metros.

Sugerencias

Nuevos estudios afirman que es mejor ponerlos en contrasentido hasta los dos e incluso cuatro años. De la misma manera, contrario a lo que se cree, los asientos laterales no son la mejor opción.

Con información de Mapfre, las estadísticas han comprobado que el asiento trasero central es el más seguro de todos. Esto es gracias a que es el más resguardado en caso de un impacto frontal o lateral. Tan es así, que los niños, preferentemente, deben viajar en este asiento.

Tal como señala Safe Ride 4 Kids, un estudio publicado en Pediatrics reveló que los niños recién nacidos hasta los 3 años que están sentados en el asiento trasero central están 43% más seguros que los que están sentados a los lados. Sin embargo, lo más común es que los padres coloquen los asientos infantiles en los asientos de los lados. Esto es por la practicidad al subir y bajar al bebé y a la silla del automóvil.

Cabe destacar que, actualmente, hay especialistas dedicados a la asesoría de la compra de sillas de retención infantil. Ellos te sugieren la mejor opción con base en tus necesidades, como presupuesto, tipo de vehículo, edad y tamaño del niño, etcétera. Aunque no lo creas, muchas marcas de sillas populares que podrían parecer la mejor opción no lo son tanto al momento de buscar consultoría.

Ahora ya lo sabes, en lo que refiere a seguridad, ¡no escatimes!

Continúa con:

¿Qué partes del auto pueden afectarse por el calor?

Comentarios
ESCRITO POR


Ir a la barra de herramientas