Volkswagen ID.4 Pro S AWD
, , ,

Así se maneja el Volkswagen ID.4

Por ser su primer SUV totalmente eléctrico, VW tenía que lucirse con las sensaciones que provoca al manejarlo, y lo ha conseguido

/septiembre 23, 2021

El Volkswagen ID.4 Pro S AWD es una muy buena medicina para quienes todavía dudan de los autos eléctricos. Acabamos de manejarlo en los alrededores de Chattanooga, Tennessee, donde está la planta de la marca alemana que comenzará a ensamblarlo en 2022, y quedamos impresionados por todo lo que ofrece.

También visitamos las nuevas instalaciones donde el I.D4 cobrará vida para el mercado de Norteamérica -ahora se produce en Alemania y en China- y donde se ensamblarán los paquetes de batería, todo en Chattanooga. Y créanos que fue como si nos asomáramos al futuro.

Volkswagen ID.4 Pro S AWD (7)
Volkswagen ID.4 Pro S AWD

La versión Pro S AWD es el tope de gama del ID.4 en Estados Unidos, donde este SUV compacto comenzó a venderse y entregarse en 2021 junto con las otras variantes: Pro RWD, Pro AWD, 1st Edition y Pro S RWD. Los precios van de los 39,995 a los 48,175 dólares. Nuestros amigos de VW México nos dijeron que el ID.4 llegará a nuestro país aproximadamente en 2023, y que las versiones y los precios aún no se definen.

MOTOR, ALCANCE Y RECARGA

Chattanooga es un lugar perfecto para hacer una prueba de manejo, por su mezcla de freeways y carreteras locales de dos carriles con infinidad de subidas, bajadas y curvas. Y es aún más idóneo para probar las capacidades del ID.4 con las siglas AWD, es decir, All Wheel Drive o tracción total. Tiene un tren motriz de dos motores: uno trasero que produce 201 hp con un torque de 229 lb-pie, y otro delantero de 107 hp y 119 lb-pie. El sistema ofrece una potencia total de 295 hp con un torque de 339 lb-pie. Las versiones RWD tienen tracción trasera con su motor correspondiente.

En todas las variantes, la batería tiene capacidad bruta de 82 kWh y neta de 77 kWh. La autonomía del Volkswagen ID.4 Pro S AWD es de 384 kilómetros. Viene equipado con un conector de Sistema de Carga Combinado (CCS), que permite cargarlo tanto en estaciones públicas como en casa. En una estación pública de carga rápida con 125 kWh puede recargarse de 5% a 80% en unos 40 minutos, mientras que con el cargador de 11 kW incluido tarda 7.5 horas para una recarga total.

AL VOLANTE

Por ser su primer SUV totalmente eléctrico, VW tenía que lucirse con las sensaciones que provoca al manejarlo. Y lo ha conseguido, pues el ID.4 se comporta con mucha agilidad y estabilidad en sus cinco modos de conducción (Eco, Confort, Sport, Custom y Traction, este último exclusivo de los AWD), en buena medida gracias a la dirección progresiva y la suspensión adaptativa (DCC).

Además, el gestor de dinámica de conducción trabaja estrechamente con el programa electrónico de estabilización (ESP), con el bloqueo electrónico del diferencial y del amortiguador adaptativo para que la dinámica transversal y la seguridad tengan el mejor nivel en todas las situaciones, incluso cuando se toma rápido una curva. Algo que mencionan en VW, y que pudimos sentir al volante, es que las ruedas traseras siempre logran un buen agarre, ya sea al conducir en curvas, al acelerar o al recuperar la energía.

Precisamente, no hay que olvidar el frenado de recuperación energética, que en el caso del ID.4 se ofrece en sus dos niveles de marchas: D, que activa la recuperación en cuanto se pisa el freno, y B, en el que el SUV se frena cuando uno deja de acelerar; en este caso, la regeneración es más potente y básicamente hay que manejar con un solo pedal.

El Volkswagen ID.4 se construye sobre la arquitectura de la plataforma modular de propulsión eléctrica (MEB), que es la pieza clave de la ofensiva EV de VW. La batería está debajo del habitáculo, entre los dos ejes, lo que baja el centro de gravedad y contribuye a tener una distribución equilibrada del peso. Así, la sensación de manejo es más deportiva y divertida.

EL ESPACIO

La plataforma MEB permite distribuir los componentes de modo que se aumente el espacio para el conductor y los cuatro pasajeros, que es parecido al de un SUV de más tamaño. Eso se siente desde el momento de entrar. La longitud del ID.4 es de 4.58 metros y la distancia entre los ejes es de 2.7 metros, casi tan grande como la del Tiguan Allspace (12 centímetros más largo). En la segunda fila, el espacio para las rodillas es igual al de ese SUV y la altura es mejor.

La cajuela tiene capacidad de 543 a 1,575 litros, según la posición de los respaldos de los asientos traseros. Los especialistas de VW en Chattanooga nos dijeron que se decidió que la línea trasera del techo no descendiera tan rápido como en otros SUV para asegurar más espacio de almacenamiento, algo que es fundamental para los clientes en Estados Unidos.

EL INTERIOR DE VOLKSWAGEN ID.4 PRO S AWD

Frente al conductor, la pantalla ID.Cockpit de 5.3 pulgadas muestra la información más relevante (velocidad, nivel de la batería y alcance, GPS, señales de tránsito, tipo de vehículo que se encuentra adelante, si la línea del camino es continua o punteada) y se maneja con los controles sensitivos al tacto del volante multifunción. Es muy cómoda y conveniente, y tiene integrada una curiosa palanca de cambios que se rota para elegir la marcha.

La gran pantalla central Discover Pro Max de infotainment mide 12 pulgadas y es táctil. Cuenta con control por voz “Hola, ID”, que reconoce frases cotidianas y accede a la información en la nube. La función App-Connect permite conectarse con el smartphone a través de Android Auto, Apple Car Play y Mirror Link. Es notable la ausencia de botones físicos.

También notable -y divertido- es el innovador ID.Light, una delgada franja de luz LED debajo del parabrisas que se ilumina de manera diferente para comunicar varias cosas, como una bienvenida, el próximo giro en la ruta del sistema de navegación, llamadas entrantes, el nivel de la batería durante la recarga o avisos de frenada, entre otras.

En la versión AWD Pro S, los asientos delanteros se pueden regular en 12 modos y tienen funciones de memoria, masaje y calefacción, así como apoyacabezas. El volante también es calefactable y la iluminación ambiental tiene 30 colores. La consola central es grande y cuenta con un portavasos doble (hay ocho en todo el auto), bandeja para el celular y más espacio para almacenamiento. En los asientos traseros hay dos puertos de carga USB C adicionales a los dos de la parte delantera.

Este ID.4 tiene un techo deflector panorámico con una persiana eléctrica para que no se caliente y cuenta con Air Care Climatronic con regulación de hasta tres zonas. El diseño es minimalista, los materiales son ecológicos y de muy buena calidad, y la combinación de colores es sobria y elegante.

EL EXTERIOR

El ID.4 AWD Pro S tiene una estética moderna y atractiva, con líneas atléticas y fluidas inspiradas en la naturaleza que le brindan un excelente coeficiente aerodinámico de solo 0.28. Tiene un toque futurista muy propio de un auto eléctrico, pero sin exagerar. La parte frontal es robusta y poderosa, sin parrilla de radiador, pero con una gran entrada de aire en la parte inferior y dos más pequeñas a los lados. Cuenta con faros delanteros LED de gran tamaño unidos por una franja también LED.

Detalle exterior Volkswagen ID.4

Las manijas de las puertas están integradas y el techo, que combina colores negro y plata, tiene un spoiler grande y dos barras laterales. Los grupos ópticos traseros también son LED con una franja roja continua. Las llantas son de 19 pulgadas o de 20 cuando se trata del paquete Gradient. Los rines están optimizados de manera aerodinámica por su diseño plano.

IQ DRIVE

Es impresionante la cantidad de sistemas de asistencia que el ID.4 tiene y que se conocen como IQ Drive. En el equipamiento más completo, usa un radar frontal, una cámara frontal, cuatro cámaras de entorno, dos radares traseros y ocho sensores de ultrasonido.

Entre los sistemas de asistencia de serie están el Lane Assist (para evitar que se salga del carril sin querer), el Front Assist (para vigilar y reaccionar ante posibles colisiones de otros conductores), la ayuda acústica de aparcamiento y el limitador de velocidad.

En paquetes superiores tiene el sistema de marcha atrás Rear View, el de protección de ocupantes proactiva (cierra los cristales de la puerta antes de una posible colisión y tensa los cinturones de seguridad), el control de crucero adaptativo ACC Stop&Go (regula la distancia con el vehículo de adelante y evalúa señales de tráfico y datos de navegación), el Travel Assist (asiste al conductor en las tareas de aceleración y frenada dentro de los límites del sistema y le ayuda a mantenerse en el medio del carril), el sistema de asistencia para cambiar de carril (vigila el tráfico detrás y al lado del ID.4) y el asistente para emergencias (detiene el coche cuando la persona ya no es capaz de hacerlo por alguna emergencia médica).

Con todo lo anterior, se imaginarán que tres horas de pruebas de manejo del Volkswagen ID.4 apenas fueron suficientes. Queremos más.

Comentarios
ESCRITO POR
El equipo de memolira.com está conformado por periodistas especializados en la industria automotriz y el deporte motor.


Ir a la barra de herramientas