Renault Twin´Z, algo entre el Twingo y el Renault 5

twzHace unos días se filtraron algunas imágenes del supuesto sucesor del Renault 5, un auto mítico para la industria y los amantes de la marca. Pero se nota que en el seno de la marca se han puesto a trabajar en muchos proyectos los cuales también aprovechan la tecnología eléctrica de la sociedad con Nissan.

El Twin´Z entraría por debajo del Zoe y algo menos llamativo que el Twizy el cual sería una combinación entre el diseño del Twingo y el concepto del Renault 5. La creación de este modelo eléctrico se llevó a cabo en conjunto entre los diseñadores Ross Lovegrove y Laurens van der Acker.

Visualmente llama mucho la atención por su forma simple, pero con un guiño a los modelos pasados el cual se nota en la parrilla que recuerda al Alpine y los faros centrales que evocan al “5”, la parte superior cuenta con paneles solares y la zona trasera cuenta con formas cuadradas sin mayores elementos estéticos.

AQUÍ LA GALERÍA DEL MODELO

twz2Cuenta con cuatro asientos y las puertas posteriores son suicidas, es decir se abren hacia la parte trasera dando así un acceso más sencillo. El interior es algo que siempre han explotado los franceses en sus conceptos una forma muy limpia y minimalista. Así que podemos ver cuatro asientos, volante una pantalla touch que hace las funciones de tablero y otra pantalla más chica al frente. Y claro pedales de freno y acelerador.

Mecánicamente nos ofrece un pequeño motor de 50 kW o 68 hp, dato que no sueña a mucho pero genera un par motor de 226 Nm, lo cual lo hace interesante, ya que además debemos señalar que es tracción trasera y dicho motor está acoplado directamente al eje posterior.

A lo anterior debemos sumar que la unidad está fabricada en aluminio y fibra de carbón, por lo que el peso del conjunto es de 980 kg. El rendimiento queda en 160 km, con una velocidad máxima de 130 km/hr.

Esperemos que llegue a producción y además claro que llegue a México

Sobre 

Cuenta cuentos profesional, con un especial gusto por la velocidad, y una calma innata por vivir mientras el mundo gira a prisa. De gustos extremos nacidos en el ciclismo y luego evolucionados al mundo motorizado.

Aquel que puede pasar horas viajando en una carretera o un instante en las pistas de competencia, aunque viviendo, volando y dejando todo problema en el camino en mi motocicleta. De gustos particulares y enemigo de los autos aburridos que no transmitan sensaciones de manejo.

¿Qué opinas?