#MiércolesDeMotor – HEMI

#MiércolesDeMotor – HEMI

SOHC_Hemi_ChamberMuchos de ustedes encontrarán este artículo interesante, otros, un poco repetitivo, y es que el legendario bloque ha cosechado grandes triunfos y ha despertado mercados a partir de su comercialización. En ocasiones, HEMI puede ser el factor decisivo para que el consumidor se decante en una decisión. Su reputación y confiabilidad son intachables, pero ¿de dónde viene esta leyenda y por qué se llama HEMI? #MiércolesDeMotor.

Su nombre parte de la palabra hemisphere, que en inglés –traducida al español– significa: que el techo de la cámara de combustión presenta esta forma: semiesférica. Lo cual resulta una ventaja derivada de una historia de más de 100 años. Las cámaras de combustión hemisféricas habían sido utilizadas durante varios siglos en morteros y cañones, mientras que se fueron introduciendo a los motores de combustión para probar su fiabilidad. Se utilizan al menos desde 1901 y han existido varias marcas en utilizar dicho concepto.

hemi3mw2El diseño proporciona que las válvulas de admisión y de escape se encuentren en lados opuestos a la cámara, mientras que el envío de la mezcla de la combustión fluye directamente a través de la cámara, configuración también conocida como “cross-flow”. Este tipo de motor y su complejidad fueron utilizados y perfeccionados por Chrysler en la década de los 50, por l que generalmente ubicamos al HEMI como un bloque de dicha armadora, que además hizo de las siglas una marca patentada.

Si bien el motor HEMI tiene varias ventajas, como la actuación de válvulas simplificada, también puede perjudicar en la combustión eficiente y un aumento de costos de producción, buscando soluciones para aumentar la potencia de los motores realizando adecuaciones. Igualmente algunas otras armadoras han optado por esta configuración para cierto tipo de modelos, de entre las que destacan: Ford, Lotus, Lancia, Porsche, Jaguar, Alfa Romeo, entre otros.

 

 

Sobre 

Entusiasta de la comunicación y la actividad del periodismo ejercidos con profesionalismo. Manejo desde los 13 años, pero –en la actualidad– sigo jugando a los carritos.

¿Qué opinas?