La seguridad en el automóvil

La seguridad en el automóvil

Sí amigos, hoy hablaremos de un tema por demás interesante, y es que hace bastantes años, no tantos, que el automóvil era –prácticamente– un arma mortal. Es decir, si se llegaba a sufrir un accidente vial, el porcentaje de mortalidad era mucho más alto que el de hoy día, y ello ha sido consecuencia de una evolución que jamás ha dado marcha atrás por parte de las armadoras, que saben que la seguridad no es un lujo en la movilidad moderna.

Esta tecnología ha sido desarrollada en dos áreas muy importantes, conocidas como sistemas pasivos y activos.

Seguridad pasiva: no podrán intervenir en la toma de decisiones del conductor, es decir, si perdemos de vista un objeto frente a nosotros el auto no hará absolutamente nada para evitar el impacto si el conductor no ejecuta una acción: bolsas de aire, cinturón de seguridad, deformación programada de la carrocería, deformación programada de ciertos elementos para absorber energía y mitigar el impacto del golpe, incluir estructuras de corte críticas en caso de servicio de rescate, lunas o vidrios de seguridad, sistemas de control de presión en neumáticos, sistemas de aviso de posibles heladas o bajas temperaturas, sistemas de iluminación anti-deslumbramiento, sistemas de notificación de accidentes, etc.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Seguridad activa: a diferencia de la anterior, siempre y cuando esté activada, este tipo de seguridad interfiere de manera automática en la toma de decisiones del conductor o vehículo, pudiendo llegar a frenar de manera autónoma si detecta un objeto cercano y el conductor no ha hecho ajuste alguno: sistema de ABS, ESP, ARS, es decir, tracción y estabilidad, sistemas de frenado inteligente y/o automático, sistemas de alertas en distancia de vehículos, punto ciego, somnolencia, sistemas de aviso de localización satelital a los servicios de rescate.

Como en toda industria, las innovaciones se presentan, y mucho después son puestas en práctica, por lo que debemos mencionar que el periodo de invención del ABS, por ejemplo, no llegó a popularizarse sino hasta mediados de la década de los años 90, pero fue desarrollado en 1978.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Obviamente, por razonamiento tecnológico, la seguridad pasiva fue la primera en ser introducida, y se habla de la Segunda Guerra Mundial, cuando el ingeniero húngaro Bela Barenyi lanzara un concepto de habitáculo indeformable que proponía estructuras que tenían como finalidad absorber la energía de un impacto, no obstante en ese tiempo muy pocos vehículos contaron con estos elementos.

El habitáculo indeformable entonces se popularizó en la década de los 60, y en la actualidad se sigue utilizando prácticamente en todos los vehículos puestos a la venta. Sus estructuras se deforman de manera programada, pero dejan una especie de “armadura” que no cederá ante la fuerza de un choque. Con ello la energía cinética de un cuerpo en movimiento que recibe una desaceleración súbita, podrá disipar la misma a fin de que ésta no llegue a los tripulantes. Actualmente se cuentan con ejercicios de impacto frontales, laterales y traseros para determinar el efecto de un accidente.

Cinturón de seguridad, inventado en 1948 por el industrial Preston Tucker, pero no se utilizó por las armadoras hasta que Ford lo hiciera en 1956, no obstante el primer cinturón de seguridad montado como elemento de serie fue en un Volvo Amazon del 59, gracias a que el ingeniero de la armadora sueca, Nils Bohlin, inventara el cinturón de seguridad de tres puntos de anclaje, una medida que se utiliza luego de la liberación de patente de Volvo para toda la industria. En algunos países el uso del cinturón de seguridad es obligatorio en todas las plazas traseras y delanteras a partir de 1992. Sus efectos son sumamente positivos, reduciendo el número de lesiones graves y mortalidad hasta en un 65%.

Seguridad

Reposacabezas, éste ayuda apoyando la cabeza en caso de un impacto por detrás, lo que llamamos como alcance. Así se mantienen alineadas las vértebras cervicales, reduciendo la posibilidad de una lesión en este sentido. Se comienzan a utilizar en la década de los 60, pero fue hasta los 90´s que el reposacabezas se comienza a utilizar con tecnología: Volvo S80 que ajusta el mismo a fin de alcanzar a la cabeza en su trayectoria, mitigando el desplazamiento de vaivén del cuello.

ABS: los sistemas desarrollados por las empresas alemanas Bosch y Teldix fueron llamados Antiblockiersystem, y evitan que las ruedas se bloqueen cuando se frena a fondo, lo cual deriva en la pérdida del control del vehículo. A mediados de los 70 se inicia con este sistema, pero se hace popular mucho después. Reduce el riesgo de accidentes con heridos en un 5%.

BAS: por sus siglas es Brake Asist System, ayudando a incrementar la presión sobre los frenos en una frenada de emergencia, pues si bien el conductor puede aventar el pie hacia el freno con cierta presión, sí se necesita de mayor fuerza para ejecutar de mejor manera el sistema de frenos. Con esta asistencia se reduce la frenada de un humano en hasta 45%.

ISOFIX: se creó para estandarizar las sillas de los niños al interior de los vehículos, lo genera la International Organization for Standarization a principios de los 90. Su implementación es obligatoria en la Unión Europea desde 2011, y se reducen los riesgos de muertes infantiles hasta en un 90%.

ESP: sistema de control de estabilidad, se desarrolla con respecto a los frenos, liberando la llanta que mejor adherencia posee y restando torque y potencia a la llanta que está patinando. De suma utilidad en superficies resbalosas como aceite, nieve, un charco, etc.

Actualmente contamos cada día con mayor número de sistemas de ayuda a la seguridad, tales como el alumbrado adaptativo, que evitará el deslumbramiento a los otros conductores, los sensores de presión en los neumáticos, que ayudan a reconocer cuando un neumático debe ser inflado o desinflado. Recordemos que el peso del vehículo recargado en una llanta que no tiene la suficiente presión causará un reventón de la misma, haciendo que perdamos el control y ocasionando un accidente que puede ser mortal. Seguimos con los “LKS”, que avisan del abandono involuntario del conductor al carril gracias a alertas. Esto ayuda a que el conductor esté siempre en control de la unidad, avisando también cuando se tiene fatiga. El DRL, ayudan a la visualización de los vehículos durante el día. eCall, sistema de última generación para situar un teléfono al interior del auto, que será ejecutado únicamente en situación de accidente, obligatorio para la Unión Europea a partir de 2015. DDM, un sistema de sensores y cámaras que detectan la fatiga del conductor, avisándole que hay que parar y descansar. SBR, un sistema visual y de alarma que alertará el uso del cinturón a los tripulantes. EBR, realiza en automático una frenada de emergencia cuando detecta una colisión inminente. SPE, limitará la velocidad a partir de un sistema de GPS.

Sobre 

Entusiasta de la comunicación y la actividad del periodismo ejercidos con profesionalismo. Manejo desde los 13 años, pero –en la actualidad– sigo jugando a los carritos.

¿Qué opinas?