#JuevesDeRelojRacing – Silverstone RS Skeleton

#JuevesDeRelojRacing – Silverstone RS Skeleton

ImageGen-2Hace algunas semanas tuvimos la oportunidad de admirar este superauto de la muñeca, “súper-reloj”, sería lo correcto, pero la verdad al mirarlo no podemos afirmar que se trate de un reloj automático, su configuración nos invita a acelerar el pulso y a ponernos el traje de Nomex®, calzarse los guantes, las botitas, el casco y ¡¡¡acelerar!!!

Su nombre lleva el apellido de Silverstone, quizá la colección más popular de la marca, pero su estética obedece a las siglas RS Skeleton, y claro, exhibe una carátula desnuda diseñada a partir de la emoción que nos provoca un combustible de inspiración de alto octanaje. Su correa de caucho a juego, liga los colores de sus “neumáticos” con la calificación que reciben las gomas en la Fórmula 1, pero en realidad no se trata de compuestos para lluvia o pista seca, sino de un trabajo de diseño excepcional.

Ahora bien, para entender cada una de las funcionalidades de la pieza enlistaremos a continuación que se trata de: horas, para saber el momento justo de la partida; minutos, para identificar cuántas vueltas le “sacamos” al rival que nos persigue; segundos, esos nunca llegan en primer lugar, pero sirven de algo (jaja); taquímetro, que determinará la velocidad promedio del punto de partida al momento de llegada a la META.

Fabricado en caja de 46 mm de acero pulido y cepillado, el nuevo Silverstone RS Skeleton, cuenta con una corona asegurada por un sistema de bayoneta de seguridad, mientras que una apertura al costado de la caja, permite admirar el órgano que regula la energía, el escape, mientras que su fondo de cristal de zafiro, permitirá ver la totalidad del motor en actividad, siempre continuo, a 28,800 revoluciones por…, perdón, la costumbre: ¡¡¡alternancias por hora!!! Para conocer los tres modelos, haz click aquí.

Sobre 

Entusiasta de la comunicación y la actividad del periodismo ejercidos con profesionalismo. Manejo desde los 13 años, pero –en la actualidad– sigo jugando a los carritos.

¿Qué opinas?