#JuevesDeRelojRacing – F1 Automático de TAG Heuer

#JuevesDeRelojRacing – F1 Automático de TAG Heuer

fCAU2010-1Llegó el momento de acelerar tu ritmo cardiaco a través de un instrumento que además te entrega el concepto del tiempo de manera precisa: TAG Heuer F1 Calibre 16, el primer mecánico automático de esta colección, muy ad-hoc con lo que se viene, la temporada de la Fórmula 1 2014…

La predilección de TAG Heuer por el automovilismo resulta evidente. Hace más de 100 años la familia Heuer ya se entusiasmaba con los motores, y un siglo atrás, la visión de su fundador apuntó hacia la colaboración entre la relojería y el mundo de las carreras. Para 1900, los coches se volvían cada vez más sofisticados. Es por ello que los Heuer creaban el equipamiento para diseñadores y conductores a la medida de sus necesidades. La fascinación de la firma por el mundo motor no se limita a proporcionar el equipamiento más innovador, incluye el apoyo y la dedicación tanto para equipos como para conductores.

TAG Heuer no sólo fue la primera marca de relojes en patrocinar a grandes pilotos deportivos, también fue pionera en colaborar con un equipo de Fórmula 1. La colección homónima es una de las más exitosas de la firma debido a la alta calidad de sus componentes y a la versatilidad de su diseño, pero ante la creciente necesidad y requerimientos de los coleccionistas y apasionados de la relojería 100% mecánica, ha decidido presentar –por vez primera– una configuración animada por el célebre calibre 16 contenido en una caja de 44 mm de diámetro, con lo cual la muñeca de su afortunado poseedor no solo se verá potente, sino que atraerá la atención de cualquier entusiasta automotriz/relojero.

Hoy más que nunca TAG Heuer demuestra su visión relojera y de producto, procurando responder a las tendencias y necesidades de los clientes sin olvidar los motivos mismos de su fundación, la excelencia y el espíritu pionero salpicado por un ADN inequívocamente #JuevesDeRelojRacing.

Sobre 

Entusiasta de la comunicación y la actividad del periodismo ejercidos con profesionalismo. Manejo desde los 13 años, pero –en la actualidad– sigo jugando a los carritos.

¿Qué opinas?