#JuevesDeRelojRacing – Bugatti S.S. de Parmigiani

#JuevesDeRelojRacing – Bugatti S.S. de Parmigiani

Bugatti-SS-Rose-Gold¿Que la relojería no está ligada al mundo motor?, ¿Que no hay coincidencias?, ¿Que ningún rotor es capaz de hacerle sombra a un motor de combustión interna? Nada de eso señores, la relojería vincula al automovilismo como si se tratara de su hermano menor, sí, ya dijimos que el reloj se inventó más de un siglo antes que el motor de combustión interna y los primeros automóviles, pero no se preocupe estimado lector, esta dinámica no busca descalificar a ninguno de los dos, es incluyente y trata de apasionar a través de cada una de sus piezas exhibidas, su instinto de ir más rápido, sea en alternancias por hora, o revoluciones por minuto…

Bugatti Super Sport Rose Gold, la última versión de esta asociación, que inició la marca de automóviles “de otro planeta”, por si pensaba que fuera al revés. Así de exclusiva es Parmigiani, una manufactura de relojes que cuenta con todo el expertise necesario para desarrollar una pieza tecnológicamente, tan avanzada, como el mismo bólido “francés” de 1200 caballos de potencia.

Y si hablamos de su poderío, vamos también a hacerlo del calibre del Bugatti Super Sport, que es una expresión de la alta relojería de Parmigiani Fleurier. El Calibre PF 372 de cuerda manual, se ha diseñado en “cascada”, en dos planos, para adaptarse a las líneas del nuevo Bugatti. Puesto en la muñeca, el reloj presenta su movimiento en un ángulo de 90°. Por encima, los puentes de volante y de móvil de escape dibujan un arco de círculo que recuerda al óvalo de Bugatti. El volante es totalmente visible, como el puente circular de reserva de marcha, de hasta 10 días, y situado en el centro.

Bugatti-SS-Rose-Gold-ProfilEn cuanto a su apariencia, podemos decir que las ruedas están –de nuevo– talladas en forma de llanta y la platina y sus 10 puentes, diseñados y decorados según los exclusivos criterios de Parmigiani Fleurier, vuelven a incorporar el sistema de pilares del Calibre 370. Seis cristales de zafiro permiten admirar los 333 componentes del nuevo Bugatti Super Sport, hermético hasta 10 metros. La carátula (opalina negra), con base de oro en homenaje al Bugatti Veyron 16.4 Super Sport, está calada en el centro y deja entrever el engrane de las horas a través de su abertura, mientras que el perfil del Bugatti Super Sport puede recordar el fuselaje de un ala, pero ha sido diseñado tomando como referencia la emblemática forma de las asas de la caja de un reloj Parmigiani.

Sobre 

Entusiasta de la comunicación y la actividad del periodismo ejercidos con profesionalismo. Manejo desde los 13 años, pero –en la actualidad– sigo jugando a los carritos.

¿Qué opinas?