Sobrevive a la tormenta

Sobrevive a la tormenta

La temporada de lluvias está a la vuelta de la esquina y con ella llegan las tradicionales complicaciones viales que hacen de las grandes ciudades un caos, además de que el indice de accidentes se incrementa considerablemente. Estar preparado es la clave, por esta razón te damos algunas recomendaciones para que salgas bien librado. 

De acuerdo con el Centro de Experimentación y Seguridad Vial México  (Cesvi) conducir bajo la lluvia no es una misión imposible, pero  es necesario incrementar las medidas de seguridad, toda vez que, los percances aumentan debido a las condiciones adversas que tienen que enfrentar los conductores, pero si se toman ciertas precauciones evitaremos que el agua nos llegue hasta el cuello o nos quedemos varados a la mitad del diluvio.

P90109728_lowRes

Las recomendaciones:

• Reducir la velocidad.

• Realizar desaceleraciones suaves y progresivas.

• Mantener la  distancia con el vehículo de adelante, puedes  aplicar la regla de los dos segundos.

• Es importante ver y ser visto. En casos de lluvia extrema, enciende las luces.

• Mantén una buena visibilidad a través del parabrisas, es decir, límpialo antes de salir eliminando la grasa recuerda que está con el agua entorpecerá tu visión.

• Revisa el estado de los neumáticos checa su presión por lo menos cada dos semanas, así mismo verifica la profundidad del dibujo y sustitúyelas  cuando el desgaste sea evidente.

• Cuando empiece a llover, circula, de ser posible, por las zonas que se mantengan secas, una vez que este lloviendo de manera constante, conduce por donde otros conductores lo hagan.

• Si tu auto cuenta con frenos ABS, úsalos con confianza, presionando con fuerza el pedal y aprende a maniobrar mientras lo presionas.

• Sustituye las plumas de los limpiadores cuando no dejen bien limpio el parabrisas, limpia bien el parabrisas por dentro y por fuera ya que se ensucia con frecuencia.

michelin-primacy-3-neumatico-1_0

En ese sentido, la teoría del Manejo Defensivo, aclara CESVI México, dicta tres reglas fundamentales para afrontar dichas condiciones:

1. Visualice el Riesgo. Observe el entorno por el que circula y verifique el riesgo de inundación. En caso afirmativo, debería trazar rutas alternas o medios de transporte distintos.

2. No se exponga usted ni a sus pasajeros. Como conductor responsable deberá pensar en su integridad física y en la de sus acompañantes. Si advierte que no puede pasar, detenga el vehículo, espere a que baje el nivel del agua o si es posible busque otro camino. No vale la pena quedarse varado por una aventura.

3. Si queda atrapado. Si la inundación es inminente, guarde la calma, apague el motor, póngase a salvo y llame a su compañía de seguros o a los servicios de emergencia. Olvídese del auto, éste es recuperable, su vida no.

Michelin-Primacy-3-Lateral

Sobre 

Egresado de la carrera de Ciencias de la Comunicación y Periodismo por la UNAM. Apasionado de los autos y del deporte motor, la adrenalina y la gasolina corren por sus venas. Acompáñenlo a recorrer kilómetros llenos de emoción y a compartir historias.

¿Qué opinas?