#RoadshowMX15, Porsche

#RoadshowMX15, Porsche

No es un evento que desee orientar –únicamente– la venta de nuevos vehículos, pero es que al término del día uno se preguntará tan solo una cosa ¿Cuál me llevo? 

La decisión es sumamente complicada, y es que todo lo que le podrán indicar en cada uno de los puntos de venta de Porsche en el país (12 con la apertura próxima del distribuidor en Veracruz), quedará corto luego de manejar la gama completa de Porsche México, click aquí para conocerla. Así pues, ya se imaginará que hoy no se nos hizo tarde para llegar a la oficina, y éramos los primeros en alinearnos de cara a nuestra celebración del Día del Niño ¡¡¡Arrancamos!!!

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Cronología: cual si se tratara de un paquete sport chrono, las indicaciones y bienvenida por parte del equipo Porsche México llegaron tan certeras como puntuales. Habríamos de realizar pruebas de handling, slalom, frenado de emergencia y off-road gracias a las superlativas prestaciones de Cayenne y Macan que, para nuestra sorpresa pueden hacer vadear, escalar, descender y sacudirse el lodo para acelerar con fiereza en el asfalto.

Con crecimientos en México que triplican al segmento premium, la pregunta a –”¿Cómo le hacen?”– queda descartada, y la respuesta tiene que ver directamente con este tipo de experiencias. Pero repasemos cada una de las pruebas.

Manejo/maniobrabilidad: el objetivo es orientar al conductor a tomar la mejor posición dentro del habitáculo y a trazar un recorrido certero, seguro y veloz dentro de un trazado, ayudándonos con marcadores visuales para salir, frenar y acelerar a fondo. Arreglar espejos, volante e identificar cada uno de los aditamentos que serán necesarios para tomar posesión del acelerador es parte de la plática, y es que en vehículos como estos: Cayman, 911/Targa/GT3/4S/Macan S y Turbo/Cayenne, GTS  y Turbo/Panamera, Executive, 4S, encontraremos un sinnúmero de botones que abrirán los escapes, endurecerán la suspensión, desconectarán ayudas electrónicas e incluso modificarán el recorrido de la suspensión para poder brindar capacidades de alpinista al Cayenne y Macan. En pista GT3 se llevó nuestras palmas gracias a su aceleración y potencia devastadora, no obstante, Cayman GTS se comporta brutalmente bien, mientras que de los SUV´s y berlinas podemos destacar a los modelos turbocargados, que harán que el peso no retarde la respuesta del acelerador, no obstante el mismo impedirá tomar las curvas a velocidades de un Boxter, Cayman o 911, por ejemplo.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Slalom: manejamos Boxter GTS y *Cayenne Híbrido, ha prueba consiste en realizar un zig-zag entre conos de tráfico, completar un recorrido de izquierda a derecha pasando entre los mismos y retornar de manera rápida, precisa y limpia. Por cada cono derribado se penaliza sumando tiempo al recorrido, mientras que se ponen a prueba las habilidades de maniobra, aceleración, frenada y reflejos del conductor. Lo mejor para esta dinámica es mantener aceleración constante, mirar lo más lejos que se pueda y dejar que las manos hagan el resto con movimientos limpios. Para ello abordamos el Porsche Boxter GTS, una belleza que ayuda a completar la dinámica gracias a que la posición del motor se encuentra montado por delante del eje trasero, es decir, es central con distribución de pesos 50/50, lo que ayudará a corregir y a mantener siempre el control. *Con el Cayenne el desafío era completar el recorrido sin encender el motor a gasolina.

 PORSCHE WORLD ROAD SHOW

 

Frenado de emergencia y launch control: a bordo de un precioso 911 Turbo S de 560 caballos y frenos carbono-cerámicos. El launch control es fácil de activar, pues habrá que pisar el acelerador a fondo en modo Sport Plus pero, sin dejar de presionar el freno con el pie izquierdo, en la pantalla aparecerá la leyenda y luego de dos segundos deberemos quitar el freno de golpe para acelerar y parar el chrono en 3.1 segundos tras alcanzar los 100 km/hora. Pero eso no es todo, pues pusimos a prueba las capacidades del vehículo al llevarlo sus tres límites de deportividad: aceleración, frenada y curveo, exigiéndole que nos ayudara a controlar el carril tras una desaceleración brutal, y lo hizo… Esta práctica es realmente de mucha ayuda, pues pone nuestro sistema a la máxima atención para actuar rápidamente en caso de accidente.

PORSCHE WORLD ROAD SHOW

Off-Road: sin duda la sorpresa para un servidor y de muchos periodistas. El manejo 4×4 no es cosa de broma, y es que al introducir la caja reductora podremos dañar el motor si no lo sabemos manipular pero, parece ser que con Porsche todo es posible y basta con elevar una leva para indicar qué tipo de off-road se desea emplear, accionar el controlador de descenso de pendientes y hacer lo mismo para subir como gato montés sin mayor problema. Si bien los neumáticos deben vaciar de 3 a 5 libras de aire, el resto lo realiza Porsche de manera electrónica. Llama la atención la capacidad de vadeo de la Cayenne y la rigidez de su chasis para afrontar cargas de peso en una, dos o tres llantas, además de un sistema que evitará que el vehículo deslice hacia abajo cuando se suelta el freno, ayuda estratégica para estacionamientos en pendiente o cuando se maneja en condiciones de tráfico.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Hot Laps: luego de mostrar nuestras habilidades en pista llegó el momento de mayor adrenalina, pero también de desilusión; aquel Ayrton Senna que veíamos en el espejo de vanidad se ha esfumado y solo queda el periodista que quisiera manejar como ellos, los profesionales, instructores capacitados y entrenados para realizar lo que otros no podemos: llevar los autos al límite, y vaya que éste es lejano. El GT3, por ejemplo, estuvo a punto de salirse de control en cada una de las curvas, pues no llevaba asistencia alguna, pero la manera de corregir por parte de Dario, Stephan, Paul y compañía fue extraordinaria.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Veredicto: un evento bienal que celebra el entusiasmo de Porsche, sus avances en tecnología y el nuevo límite de los autos deportivos hechos para durar, para sacar a la calle y adueñarse de las miradas de propios y extraños. Sí, –”Manejo un 911 de leyenda”, o –”Curveo como nadie gracias a mi Cayman”–, etc. Más de 350 clientes Porsche, y los que aún no lo son, experimentarán el manejo puro de un bólido alemán que nace del deseo de Ferdinand Porsche y su hijo Ferry por construir una armadora que realizara autos de ensueño, que hoy nos permiten vivirlo, y a Porsche gozar de un 15% de nuevos clientes seis meses posteriores al Porsche World Roadshow.

Sobre 

Entusiasta de la comunicación y la actividad del periodismo ejercidos con profesionalismo. Manejo desde los 13 años, pero –en la actualidad– sigo jugando a los carritos.

¿Qué opinas?