La revolución en la conducción está por llegar: Peugeot i-Cockpit

Peugeot i-Cockpit 6

La firma francesa ha montado en sus recientes presentaciones este vanguardista concepto de conducción en el habitáculo de sus vehículos, cuya punta de lanza será el modelo 3008 que llegará a México, a principios del próximo año, pero antes de que esto ocurra te damos algunas de las virtudes de lo que será la nueva relación hombre-máquina.

De entrada, los materiales han mejorado radicalmente tanto en su diseño, como en sus acabados, en donde los insertos de aluminio realzan de forma elegante y minimalista el nivel al que estábamos acostumbrados en los coches de Peugeot y ahora están muy cerca del nivel del segmento premium.

El volante, su configuración y tamaño son lo primero que notarás al subir a este SUV, en un principio no te sentirás muy confiado de sus alcances y radio de giro, pero bastarán con dos o tres maniobras en curvas cerradas para que aprecies su ergonomía y la precisión con la que dirige el 3008, además de que optimiza de forma notable la manipulación de sus controles integrados, para acceder a las alternativas multimedia del coche.

Un teclado futurista, desde luego cuenta con pantalla táctil de alta resolución y gráficos en 3D, no podía esperarse menos, pero lo mejor son sus teclas debajo de la pantalla que facilitan en gran medida el acceso a los comandos que ofrece este sistema, con lo que no tendrás dolores de cabeza al sincronizar tu smartphone o tomar un curso de ingeniería en sistemas para acceder al infoentretenimiento del auto.

Son siete teclas, cada una desarrollada para acceder a la navegación, climatizador, luces de emergencia, ajuste de la luz interior, otra joya que tiene este auto, que te permite elegir entre un espacio tranquilo o uno lleno de energía, así como acceder a los masajes que tiene este modelo.

Pantalla precisa. Ni una pulgada más, ni una menos, su screen de 8” nos muestra toda la información que podamos requerir del auto al momento de conducir, así como información en tiempo real del tránsito, provisto por el sistema Tom-Tom Traffic, con lo que viajaremos por la ruta más corta a nuestro destino.   

Espacio personal, todo el habitáculo, pantallas incluidas, puede personalizarse con en cuanto a luz, visualización e, incluso, aromas -olvídate de los pinitos del semáforo- toda vez que, tendrás a tus disposición tres niveles de aromatización de la cabina, dependiendo de la necesidad. Es decir, podrás comerte una garnacha y llegar con tu media naranja libre de pecado, el enjuague bucal va por tu cuenta.

Sala de conciertos móvil.- El sistema de sonido es provisto por la firma gala, Focal, la cual se aplicó a fondo para proveer un sonido envolvente en el que, sin importar el género, desde hip-hop, música clásica hasta hardcore te otorgará cada pincelada musical de tu grupo preferido. Este equipamiento está a la par de los que hemos escuchado en las marcas de lujio.

Tuvimos nuestro primer acercamiento con el i-Cockpit en el test-drive que hicimos al 3008 en Italia y, desde entonces, nuestra percepción de interacción con un auto se revolucionó y estamos seguros que pensarás lo mismo cuando llegue a México. Ya falta poco.   

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Sobre 

Egresado de la carrera de Ciencias de la Comunicación y Periodismo por la UNAM. Apasionado de los autos y del deporte motor, la adrenalina y la gasolina corren por sus venas. Acompáñenlo a recorrer kilómetros llenos de emoción y a compartir historias.

¿Qué opinas?