Gran Premio de México, misión cumplida

Gran Premio de México, misión cumplida

Todo un éxito fue el Gran premio de México, en el que las tribunas registraron un lleno espectacular, además de que los pilotos en la pista brindaron una carrera sensacional, que en más de una ocasión levantaron a los aficionados de sus asientos. Al final la cima del podio fue para el alemán Nico Rosberg seguido por su coequipero, Lewis Hamilton, dejando en claro la hegemonía de los autos de Mercedes-Benz delante de un estoico Valtteri Bottas. Mientras que Sergio Pérez cerró en la octava posición.

Cerca del medio día ya no cabía un alma en el renovado Autódromo Hermanos Rodríguez, las porras de: “México, México, México”; “Vamos Checo”; y la tradicional ola no pudieron faltar. Al cuarto para la una de la tarde se entonó el himno nacional y nadie, que se precie de ser mexicano, pudo evitar que se le enchinará la piel.

A las 13:00 horas en punto el reloj Rolex del autódromo marcó el inició de la competencia. el ruido de los motores V6 no pudo callar el rugido de la afición que con las manos al cielo inmortalizó el inició de una nueva era de la Fórmula 1 en nuestro país.

Una arrancada limpia y sin incidentes graves, salvo el toque de Ricciardo con Vettel, nos hacia soñar con un gran resultado para nuestro piloto, Sergio Pérez, que de inmediato empezó a escalar posiciones.

Uno de los favoritos para el podio Sebastian Vettel veía diluirse sus oportunidades de triunfo, al tener que cambiar un neumático pinchado, por el contacto con el piloto de red Bull, mientras que los Mercedes-Benz devoraban sin piedad cada kilómetro del circuito mexicano alejándose notablemente de sus rivales.

La primera víctima de las exigencias del circuito fue Fernando Alonso, quien sólo logró hacer una vuelta, poniendo en evidencia la pobreza del motor Honda que no ha visto una en lo que va de la temporada y reafirmando el pésimo momento que vive McLaren.

Por su parte Checo se enfrascaba en una batalla con Carlos Sainz de Toro Rosso por el octavo puesto y con cada vuelta la afición enloquecía buscando motivar al tapatío. El vuelta 37 el mexicano lograba arrebatarle la posición al español y con ello parecía que se caía el autódromo. La posición era suya y no la perdería hasta la caída de la bandera a cuadros.

El Gran Premio de México agonizaba cuando Sebastian Vettel perdió el control de su Ferrari y terminó en la barda, con lo que dejó la mesa puesta para que con los 25 puntos logrados por Rosberg prácticamente se despidiera del subcampeonato, mientras que Kimi Räikkönen hacía de las suyas y en una batalla absurda con Valtteri Bottas dejaba su monoplaza fuera de acción. Feliz Día de Muertos, Scuderia.

La última vuelta al circuito fue la más emotiva, todos los aficionados de pie vitoreando a quienes corrían a su encuentro con la bandera a cuadros. Checo corriendo con el corazón y mucha técnica lograba los puntos para asegurar su mejor temporada en la Fórmula 1 y vaya día que eligió para hacerlo, en el Gran Premio de México, en el aniversario luctuoso de la leyenda de Ricardo Rodríguez y más importante aún ante su gente. Misión cumplida.

Checo en números
Debut 2011 equipo Sauber 14 puntos posición final en la tabla: 16
2012 Sauber tres podios 66 puntos posición final en la tabla 10
2013 McLaren 49 puntos posición final en la tabla 11
2014 Force India un podio 59 puntos posición final en la tabla 10
2015 Force India un podio (con dos fechas por definir) hasta el momento marcha en noveno sitio con 68 unidades.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Sobre 

Egresado de la carrera de Ciencias de la Comunicación y Periodismo por la UNAM. Apasionado de los autos y del deporte motor, la adrenalina y la gasolina corren por sus venas. Acompáñenlo a recorrer kilómetros llenos de emoción y a compartir historias.

¿Qué opinas?