GM detalla avances en sus prioridades ambientales

GM detalla avances en sus prioridades ambientales

gmresponsabilidadrs1General Motors reafirmó su compromiso para reducir aún más el consumo de energía y el impacto al medio ambiente, tanto al construir, como al operar un automóvil, detallando objetivos de producto y dando seguimiento al avance en sus prioridades de producción hacia el 2020 en su Informe de Sustentabilidad 2012.

El informe destaca temas como energía, emisiones, reducción de residuos y otras áreas que impulsan la sustentabilidad a largo plazo.

Reducir la energía utilizada y la generación de emisiones en sus instalaciones, operaciones y productos, son temas importantes para los clientes y para todos los interesados en la industria, menciona GM en el informe. La estrategia global de sustentabilidad de la compañía genera valor para los clientes a través de nuevas tecnologías, costos operativos menores y mejora los resultados a través de la generación de ingresos, ahorros en costos y mitigación de riesgos.

“La sustentabilidad no es sólo una parte clave de cómo GM está cambiando para mejorar, se trata del liderazgo y la innovación que pueden transformar a la industria automotriz”, declaró el Presidente del Consejo de Administración y Director General de GM, Dan Akerson. “Nuestro enfoque a largo plazo en sustentabilidad nos permite aumentar la eficiencia y replantear la movilidad personal para satisfacer mejor las necesidades y estilos de vida del cliente”.

GM desarrolló los siguientes compromisos para satisfacer las necesidades del consumidor en cuanto a la eficiencia de los vehículos y la forma de reducir significativamente el impacto ambiental con sus productos:

– Colocar en el mercado 500,000 vehículos que circulen en las carreteras de los Estados Unidos con algún tipo de electrificación para el 2017. Hoy en día, los vehículos de este tipo de GM incluyen el eléctrico de rango extendido Chevrolet Volt, Spark EV y por otro lado Buick LaCrosse, Regal, Chevrolet Malibu e Impala con eAssist.

– Duplicar los modelos que alcancen 17 Km/lt o más en carretera para el 2017, tales como Chevrolet Volt, Sonic y Cruze Eco, y los totalmente nuevos Cadillac ELR, Chevrolet Spark EV y Cruze Clean Turbo Diesel.

– Reducir en un 15%el promedio de emisiones de CO2 de la flota de EE.UU. para el 2016 y en un 27% las emisiones de CO2 de la flota de Opel/Vauxhall para el 2020.

GM basa sus prioridades de sustentabilidad en una evaluación de los asuntos globales más apremiantes a nivel económico, ambiental y social que enfrentan los clientes de la empresa y las comunidades en las que GM opera. Las partes interesadas, tanto internas como externas identificaron la eficiencia en consumo de combustible y la reducción de las emisiones en las operaciones de manufactura entre las más importantes para la compañía.

“El compromiso de GM para abordar el cambio climático, reducir su huella de consumo energético y generación de residuos, así como para proporcionar valor a los clientes a través de vehículos eficientes, obedece al entendimiento de que en esta economía global, ser más eficiente, conduce al aumento de la competitividad y a mejores resultados “, dijo David Foster, Director Ejecutivo de la Alianza de BlueGreen. “Los logros alcanzados por GM para lograr estos objetivos son loables y estamos orgullosos de llamarlos socios en la construcción de una economía más limpia que crea empleos de calidad en todo el mundo”.

El manejo eficiente de energía y el liderazgo de GM en la oferta de opciones tecnológicas que utilizan energía renovable, ayudaron a reducir la intensidad de emisiones de carbono en un 5.3% desde 2010, progresando hacia su compromiso de reducción de 20% para el 2020. En 2012, GM redujo el equivalente a 173,000 toneladas de emisiones de CO2 a lo largo de sus operaciones – iguales al carbono capturado por los más de 4.4 millones de árboles recién plantados en la primera década de crecimiento.

En la actualidad, la compañía utiliza más de 60 megavatios de energía solar, gases provenientes de rellenos sanitarios y energía de biomasa en sus instalaciones, encontrándose así aproximadamente a la mitad del camino de su objetivo de energía renovable de 125 megavatios. GM también redujo la cantidad de energía necesaria para construir un vehículo en un 7% y ha evitado $66 millones de dólares en costos de energía a través de iniciativas de conservación desde 2010.

El programa libre de desechos de GM continúa creciendo alrededor del mundo y produciendo beneficios reales, con resultados de 105 instalaciones líderes en la industria que reciclan, reutilizan o convierten en energía todos los residuos procedentes de las operaciones diarias. Mediante el reciclaje y reutilización de 90% de sus residuos de producción en todo el mundo, la empresa genera aproximadamente $1 mil millones de dólares en ingresos anuales. GM ha reducido 25 kilogramos de residuos totales por vehículo desde 2010.

Akerson declaró que las grandes compañías son las que utilizan su fuerza para liderar, dar el ejemplo y resolver problemas. Este año, pidió a la administración del Presidente Obama desarrollar una política energética nacional coherente y orientada al consumidor. GM también fue la primera armadora y productor industrial en firmar la Declaración Climática desarrollada por Ceres y su coalición ‘Business for Innovative Climate & Energy Policy’ (Negocio por una Política Climática y Energética Innovadora).

GM continúa integrando la sustentabilidad orientada al cliente en su modelo de negocios para crear valor de largo plazo y mejorar la competitividad. “Usted puede ver la sustentabilidad en acción en todo lo que hacemos para hacer crecer nuestro negocio alrededor del mundo”, dijo Akerson.

En General Motors de México participamos activamente en la iniciativa del cuidado al medio ambiente en cada una de las acciones que realizamos en nuestras operaciones y el reporte de Responsabilidad Social 2012 da cuenta de ello.

Sobre 

1 comment

¿Qué opinas?