En un auto usado, el detalle es la clave

En un auto usado, el detalle es la clave

En muchas ocasiones hemos sabido de personas que se lanzan a la aventura de comprar un vehículo usado, no todos tenemos para un flamante vehículo de agencia, y dejan mucho a la suerte el desempeño que éste presenta, debido a que se dejan llevar por el maquillaje y otras por un precio que lo hace ver como una auténtica ganga. Esto no tiene que ser así.

Existen formas rápidas y sencillas de poner a flote sus desperfectos, además de ponerte a salvo para que no te vendan gato por liebre. Toma nota.

De acuerdo con la Brújula de Compra de Profeco, hay puntos esenciales que se deben considerar antes de cerrar un trato, que te evitarán muchos dolores de cabeza, pero sobre todo evitarán que tu inversión  termine en el deshuesadero.

-La persona que te esté vendiendo el auto debe de contar con la factura original, además del historial de servicios que haya recibido el vehículo. Toma en cuenta que lo mejor es que se hayan realizado en una agencia avalada por la marca.

-El motor debe de arrancar a la primera: si es necesario girar varias veces la llave de ignición algo anda mal con el propulsor y lo mejor será buscar otra opción.

images-1

-Si la transmisión es manual debes asegurarte de que las velocidades entren con facilidad, si notas alguna obstrucción puede existir algún problema con la caja.

-Da vueltas cerradas a la derecha y a la izquierda, si notas que hace ruidos o roza la llanta es un síntoma de que la carrocería deja mucho que desear.

-Frena en diversas ocasiones, a diferentes velocidades, para corroborar que el sistema de frenado tenga óptimo funcionamiento.

-Revisa que la dirección sea precisa, es decir que no sea ni muy rígida o muy suave, de lo contario tendrás que invertir en un ajuste.

-Asegúrate de que las uniones de puertas defensas están parejas y derechas, además de que mantienen la misma separación entre ellas.

-Cerciórate de que el color de la pintura en la carrocería es uniforme, si notas algún parche en ella es evidencia de que sufrió alguna reparación.

-Dale un vistazo a las llantas: si tienen algún desgaste que no sea uniforme el auto necesita alineación y balanceo. Del mismo modo observa la parte de abajo para asegurarte de que no tiene partes del chasis soldadas.

*Lo anterior es muy importante porque si éste ha sido soldado es el resultado de una reparación mayor y, desde luego, ésta se hará notar en su desempeño.

RECUERDA

»Con todas las de la ley: recuerda que es vital que el coche que planeas comprar tenga todo sus papeles en regla, de lo contrario estarás haciendo una inversión riesgosa.

»Busca alternativas: no te vayas con la primera oferta realiza una búsqueda  amplía, considera también que la mayoría de las marcas que operan en nuestro país cuentan con opciones de seminuevos y con ello tendrás el respaldo de la firma, ésta es una manera más confiable de comprar un auto usado.

»Extrema precauciones: si vas a ir a un mercado sobre ruedas no vayas solo, ni cargues grandes cantidades de dinero.

images-2 images

   

Sobre 

Egresado de la carrera de Ciencias de la Comunicación y Periodismo por la UNAM. Apasionado de los autos y del deporte motor, la adrenalina y la gasolina corren por sus venas. Acompáñenlo a recorrer kilómetros llenos de emoción y a compartir historias.

¿Qué opinas?