Cadillac se acelera en Nueva York

Cadillac se acelera en Nueva York

La llegada del sedán de lujo CT6 de Cadillac fue anunciada con bombo y platillo, lo cual no es para menos, ya que éste vehículo cuanta con las nuevas tecnologías que en tiempos recientes ha desarrollado esta marca de lujo.

El CT6 llega con la promesa de un desempeño sobresaliente, mayor eficiencia y una agilidad que ha distinguido a los recientes lanzamientos en años recientes, con los que ha demostrado que un manejo ágil y dinámico no está peleado con el lujo.

Este sedán representa uno de los ocho vehículos, que la firma lanzará en esta década, para conseguirlo hará una inversión de 12 millones de dólares, para crecer y expandir los alcances de Cadillac en los mercados en los que compite.

La apuesta de la marca es la de ofrecer un auto que esté adelantado a su tiempo ofreciendo nuevas tecnologías que acercan a los conductores a un nuevo nivel de equipamiento, en el que se concientizan acerca de los beneficios que tiene su sistema de chasis, que otorga mayor control ante las diferentes situaciones que puedan presentarse. 

Los trenes motrices liderados por un motor Twin Turbo de Cadillac totalmente nuevo que premia con dirección electrónica, mientras que los pasajeros están atrincherados en la máxima expresión de comodidad, lujo y conectividad de la marca.

El CT6 cuenta con una de las estructuras de carrocería más avanzadas de la industria, una arquitectura intensiva de aluminio que incorpora 11 materiales diferentes para alcanzar fortaleza, desempeño y umbrales de eficiencia prácticamente incomparables entre los sedanes élite de lujo de alto desempeño del mundo.

Este es uno de los sedanes que está llamado a convertirse en un parteaguas en su segmento y que será una de las nuevas puntas de lanza para posicionar a Cadillac como un referente de movilidad dinámica, eficiente y moderna a escala mundial.

Sobre 

Egresado de la carrera de Ciencias de la Comunicación y Periodismo por la UNAM. Apasionado de los autos y del deporte motor, la adrenalina y la gasolina corren por sus venas. Acompáñenlo a recorrer kilómetros llenos de emoción y a compartir historias.

¿Qué opinas?