Yamaha R1, un referente de la deportividad en moto

Yamaha R1, un referente de la deportividad en moto

yamahapruebar1rs1Al hablar de motos deportivas todavía siguen existiendo muchas personas que tienen en mente a las japonesas, aunque como sabemos en Europa han aprendido mucho y no solo las italianas sino ahora alemanas son duras contendientes. Pero existen nombres que todavía marcan pauta y una de ellas es la R1 “una mil” que ha evolucionado a partir de las pistas donde la marca ha tenido excelentes resultados en el mundial de Super Bike y también en el Moto GP.

La historia de la R1 es larga, pero podríamos decir que en 1998 apareció la unidad que vemos en el presente, evolucionando hasta lograr una máquina aerodinámica, de manejo contundente y seguro, diseño agresivo pero sobre todo sin quitar la sensación de manejo al piloto con controles de tracción intrusivos.

CONSULTA AQUÍ NUESTRA GALERÍA DE LA R1

yamahapruebar1rs4LA MÁQUINA

Mecánicamente la R1 nos ofrece un bloque de 998 cc (un litro), de cuatro tiempos y enfriado por líquido, con elementos como el YCC-I y YCC-T los cuales afectan a la inyección de combustible, aceleración y control de tracción de manera electrónica. Dicho bloque ofrece 180 hp y un par motor de 85 lb-pie, potencia que va directamente a la llanta trasera mediante la confiable cadena. El peso del conjunto es de 206 kg ya en orden de marcha lo que la deja con una relación de peso potencia muy cercana al 1-1.

La transmisión de la R1 es de 6 marchas, mientras que la suspensión delantera nos ofrece una horquilla telescópica invertida y la trasera es basculante con mono amortiguador ajustable, para frenar todo este conjunto contamos con frenos hidráulicos con doble disco al frente y sencillo trasero.

yamahapruebar1rs2EL MANEJO

Hace unas semanas había tenido la oportunidad de manejar la R6, por lo que la posición de manejo al salir de la agencia donde nos la entregaron ya no fue un problema, pero me enfrente a dos cosas nuevas, primero el peso aquí si se siente a baja velocidad y por otro lado la sensibilidad del acelerador y clutch; damas y caballeros la R1 “patea” cuando uno se sube a domarla.

Al tomarle la medida de la sensibilidad las cosas se tornaron sencillas y el manejo no es complicado, aunque si deja sentir toda imperfección del camino y en la Ciudad de México son muchas por lo que es sumamente importante que estemos atentos a todo en la calle. Otro punto que le pasa a las motos deportivas de alta cilindrada es que se calientan mucho por lo que un día de tránsito pesado nos hará sufrir.

yamahapruebar1rs7Pero lo bueno es que no estuve mucho en la calle y de nuevo la pista sería el destino de la R1, donde para llegar al Centro Dinámico Pegaso tuve que ir por la carretera (obviamente la libre) que cuenta con un trazo sinuoso para acostumbrarme a la moto. El curveo requiere de mayor uso del cuerpo para tomar las curvas aunque en carreteras no es necesario andar creyéndose piloto y acostarla hasta el tope de la rodilla, recuerden que puede haber diesel, tierra, o suciedad propia de camiones de carga que en un instante nos cause un accidente.

En este tramo y las rectas que nos encontramos la R1 se comportó excelente, el peso le da estabilidad y también por eso mismo no es tan nerviosa en el eje trasero al frenar como su hermana pequeña la R6, la estabilidad en recta es ayudada por la aerodinámica del carenado y claro tendremos que acompañarla con nuestra posición de manejo.
La aceleración en estos bloques es -si me permiten el término- brutal, con un solo golpe de la muñeca sobrepasas fácilmente los 200 km/hr y a la R1 todavía le sobra para seguir empujando, a esas velocidades también se mantiene la estabilidad y se puede maniobrar relativamente sencillo.

yamahapruebar1rs5LA PISTA

Al llegar a Pegaso dimos nuevamente algunas vueltas de reconocimiento para ver donde estaban los puntos de frenada, curva y salida para la R1 y luego de eso comenzó la diversión, gracias a que estaba casi sola la pista pudimos escuchar el sonido del motor, un bramido ronco y poderoso, que se aleja de los agudos a los que nos tienen acostumbrados estas motos, y que comenzamos a escuchar hace relativamente poco con Ducati y KTM con su RC8.

La tecnología del cigüeñal Crossplane que presume mucho la marca se nota en la entrega de potencia desde la parte baja de las revoluciones siendo contundente y gradual hacia arriba, sin duda la pista le quedó chica a la moto ya que a lo mucho pude subir hasta la marcha 4, y jugar con ese rango. Destaca mucho la potencia de recuperación que se ve reflejada en la salida de las curvas.
Cabe señalar que la R1 cuenta con un control de tracción con 6 grados de intensidad, pero aun en el más alto no es intrusivo ni bloquea o reduce la inyección de gasolina de golpe, algo que nos brinda más confianza y sensación de que uno va controlando la unidad.

yamahapruebar1rs6El movimiento del cuerpo para atacar las curvas se hace algo sensitivo y la estabilidad de la R1 da confianza para poder inclinarnos cada vez más sin sobresaltos, concentrándonos solo en la curva que sigue y sintiendo por breves momentos esa “libertad de vuelo” que nos da una moto.

De manera personal les puedo comentar que es una moto que me gusta, es poderosa, se ve muy bien y además tú la manejas, tiene un excelente equilibrio entre sensaciones de manejo y seguridad y sin duda una moto que es de las primeras en a tomar en cuenta si quieres entrar al mundo de las deportivas de alta cilindrada.

Costo de la unidad probada al mes de noviembre de 2013: $ 209,990.00

Sobre 

Cuenta cuentos profesional, con un especial gusto por la velocidad, y una calma innata por vivir mientras el mundo gira a prisa. De gustos extremos nacidos en el ciclismo y luego evolucionados al mundo motorizado.

Aquel que puede pasar horas viajando en una carretera o un instante en las pistas de competencia, aunque viviendo, volando y dejando todo problema en el camino en mi motocicleta. De gustos particulares y enemigo de los autos aburridos que no transmitan sensaciones de manejo.

¿Qué opinas?