Street Rod de Harley-Davidson: casco, guantes, ciudad… ¡Acción!

Street Rod de Harley-Davidson:  casco, guantes, ciudad… ¡Acción!

Un buen torque de motor, una visibilidad perfecta al camino y altura con respecto a los autos, que permita andar por horas en tráfico lento y semáforos con temperatura baja de motor, maniobrable para espacios estrechos y ligera para estacionarse, inclusive sacarla a carretera de media distancia… sin duda eso pensó Harley-Davidson al crear la nueva Street Rod. Seamos sinceros, una moto de ciudad debe verse bien, es un gusto personal y habla de quien la trae, el diseño, la apariencia de su mecánica, junto con terminados que nos emocionan han dejado este ejemplar como el próximo paso en la compra cuando quiera una moto para todos los días.

Cómoda, con una posición de manejo mucho más confortable que su hermana menor, con más torque, potencia y mejor calidad de suspensión, la Street Rod llegó para hacer competencia en el segmento de las personales de alrededor de los 200,000 pesos, en México original cuesta 199,900 pesos.

¿Por qué nos gustó?

El nombre “Street Rod” le queda perfecto, es una estética única, el frente con una fascia dejando ver el faro delantero y deflectando el aire hacia arriba del conductor, una suspensión invertida, de lado el tradicional tanque en forma de gota, el motor con una entrada de aire ampliada en su costado, y el remate de la combinación de asiento personal con opción a dos personas, cola de “Fighter” y los amortiguadores rojos sobresaliendo de la suspensión trasera, nos deja helados. Además, nos permite soñar con nuestra moto, es decir, las posibilidades de personalización son muchas, de fábrica se ofrecen tres colores: Vivid Black, Charcoal Denim y Olive Gold.

¿Qué le hicieron?

Lo primero y más importante desde mi punto de vista es el chasis reforzado con una mejora en suspensión inigualable que la ha dejado súper manejable para la calle, los frenos ABS de doble disco y cálipers de doble pistón, son estándar y frenan muy bien aún con fatiga en la ciudad, y para acelerarla el motor Revolution X750 ahora lo han llamado además “High Output” pues al revisar las entradas de aire, la capacidad de mofle y cigüeñal entre otras revisiones del motor, le han sacado 18% más potencia, pero lo más importante al manejarla es el 8% más de torque, que sin duda nos ayuda en ciudad para exprimirle con su caja de seis velocidades, entre las 3,000 y 4,000 revoluciones por minuto, todo lo posible para contar con más empuje de la moto.

La mecánica se complementa con un gran avance de suspensión, en la parte trasera los resortes por fuera cuentan con mayor carrera y capacidad de amortiguación, así como en la parte delantera con más partes de aluminio e invertida la suspensión nos ayuda a dirigirnos mucho mejor y curvear, ladearnos e inclusive frenar de emergencia de mucho mejor manera, donde, por cierto, tenemos dobles pistones tanto adelante como atrás.

La diseñaron… no rediseñaron

Si vemos la familia Street, a la “Rod” le han diseñado partes únicas, veamos: la fascia frontal es única da una imagen sport inigualable, el manillar rematado por los espejos ya sea el gusto hacia arriba o hacia abajo, son un sello especial de la moto por contar con tal importancia estética. Complementa unos rines de aluminio de 17 pulgadas, con llantas que lucen por su tamaño y cimientan la vista de la moto. Además de ello contamos con luces led de freno y direccionales. En general negra, pero su tanque, fascia y parte baja del asiento, cambia color. Al verla se nota la diferencia, llantas, tanque, asiento, fascia delantera, al subirse la posición de sentado, la colocación del pedal de freno, de comando del camino y el manillar rematado por los espejos es único. Además, en el segmento ofrecerá el “Smart Security System” manos libres para encender la moto sin necesidad de llave.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Conclusión

Con esta moto Harley-Davidson entra de lleno a la ciudad, si bien la Street ya lo hacía, negarse a esta es mucho más difícil, en mi opinión representa lo que la Roadster a la familia Sporster, pero a la familia Street, la más alta en equipo, la de diseño más emocional y con equipos únicos, performance excepcional, seguridad y con novedades importantes. Manejándola a diario lo comprobará, nosotros por 150 kilómetros de intrincadas calles europeas y curvas continuas en carreteras de montaña, lo comprobamos, bajándonos… el efecto de querer volver a rodar en ese momento. Lo que hará en el tráfico por usted todos los días y la posibilidad de rodarla en pareja a media distancia en carretera, complementan la oferta. La marca sabe lo que hace con esta moto y el equipo de producto y diseño han entregado hoy un gran ejemplar.

Ahora sí, ¡a personalizarla ya!

 

Principales cambios:

· Tanque con gráficos especiales.

· Nuevo asiento para dos personas.

· Parte trasera agresiva.

· Fascia delantera especial.

· Chasis más estrecho.

· Luces LED de freno.

· Mofle de mayor capacidad.

· Motor HighOutput ennegrecido.

· Posa pies y pedal de freno rediseñados.

· Rines especiales de 7 brazos.

· Frenos de doble disco.

· Encendido por presencia sin necesidad de llave.

 

 

 

 

Guardar

Guardar

Sobre 

Comunicóloga especializada –y apasionada– de los medios impresos y electrónicos.

¿Qué opinas?