#ViernesDeVelocidad – F1 Powerboat World Championship

#ViernesDeVelocidad – F1 Powerboat World Championship

Ya es viernes, y velozmente pasamos a la información que te interesa, si es que te encanta el motor, la adrenalina y las altas velocidades, pero prefieres el oleaje del mar como “circuito”. ¿Te imaginas la Categoría Reina de las lanchas rápidas de motor?, pues de eso se trata nuestro #ViernesDeVelocidad, de una experiencia en alta mar…

F1 PowerboatOrganizada por la Union Internationale Motonautique (UIM) y promovida por H20 Racing, cada carrera tiene una duración de 45 minutos, en la que se sigue un circuito marcado previamente establecido, la “pista” podrá ser un lago, río, muelle o una bahía, siempre y cuando cumpla con las estrictas normativas de seguridad. Los periodos de calificación son similares a los de su hermana mayor (F1), y cada embarcación ejecutará un número de vueltas para conseguir ubicarse en los primeros sitios de la parrilla de salida.

Cuenta con una historia de 33 años, pues fue en 1980 que la competición comenzara a tomar la forma actual, y fuera promovida por la rivalidad entre los dos fabricantes de lanchas rápidas más reconocidos en ese momento: Mercury y OMC, cada una de ellas ofrecía diferentes opciones y buscaban la supremacía en las carreras para posicionar a sus productos. El primer Grand Prix se realizó en 1981 y para el año pasado un total de 28 pilotos y 11 equipos compitieron en al menos una carrera, totalizando 18 botes en la lucha por el campeonato (todas las carreras). Las velocidades suelen alcanzar hasta los 250 kilómetros por hora, mientras que su duración continúa siendo menor a la de la mayoría de competiciones automovilísticas.

F1 PowerboatLa F1 emplea una especie de catamaranes adecuados y sellados, que mejoran la aerodinámica y ayudan a la maniobrabilidad, adicionalmente, cada bote pesa aproximadamente ¡390 kilos, incluyendo los 118 del motor! Miden alderredor de seis metros de largo por dos de anchura y emplean materiales como la fibra de carbón y el kevlar. El bloque utilizado es un Mercury Marine V6 de dos tiempos que quema Avgas 100LL y que genera alderredor de 400 caballos de potencia a 10,500 revoluciones por minuto, propulsando a las lanchas a una velocidad de 100 km/ en tan solo dos segundos.

No obstante que las embarcaciones no han cambiado en cuanto a la propulsión de manera sustancial, las cuestiones de seguridad se han incrementado exponencialmente. El primer desarrollo importante fue el de fortalecer el habitáculo en forma de cápsula, diseñado para separarse del resto del bote para disipar la energía acumulada por algún choque, y adicionalmente se utilizó un sistema de cinturones de seguridad para sujetar a los pilotos a sus asientos. Otras mejoras se han añadido a dicho paquete de seguridad, tales como: cabina hermética y bolsa de aire para prevenir la inundación del cockpit. Así que ya sabes, si vas a conducir en lancha, asegúrate de tomar tus precauciones y de divertirte: #ViernesDeVelocidad.

Sobre 

Entusiasta de la comunicación y la actividad del periodismo ejercidos con profesionalismo. Manejo desde los 13 años, pero –en la actualidad– sigo jugando a los carritos.

¿Qué opinas?