#JuevesDeRelojRacing – EDOX ChronoDakar

#JuevesDeRelojRacing – EDOX ChronoDakar

featHablamos de perseverancia, de fiabilidad en condiciones extremas y de precisión; para llegar primero hay que ser extremadamente cuidadoso en los detalles, perseguir los sueños y abrazarlos para conquistar la meta propuesta. Ese tipo de personalidad es la que se necesita para poder llevar a la relojería a condiciones inhumanas, de calor extremo y  polvo de arena, pero cargadas de emoción sin igual.

La competencia más desafiante y dura de la Tierra, al menos para los autos, camiones, motocicletas o cuatrimotos se llama Rally Dakar, y ésta tiene un cronógrafo oficial: CHRONODAKAR de EDOX.

La casa establecida en Les Genevez, ha firmado una asociación con un tipo de automovilismo que exige y demanda precisión, valor inherente a sus relojes de cronógrafo con espíritu deportivo, que acompañan a la competencia surgida en 1979 a raíz de un accidente, en el que un piloto francés Thierry Sabine perdiera la ruta y decidiera organizar una competencia que no posee trazado ideal, la única brújula es el corazón… de un reloj EDOX.

chronodakar2[1]Cada día se acerca más el 5 de enero del 2014, fecha en la que se dará la salida a un número cercano a 740 competidores en las categorías anteriormente citadas. Únicamente 500 afortunados en todo el planeta podrán disfrutar del espíritu de una competencia plasmado por la casa relojera, que como era de esperarse, incorpora elementos al servicio de la velocidad como la escala taquimétrica grabada al interior del bisel, día de la semana retrógrado por aguja a las 12 h, segundero pequeño y fechador a las 9 h y totalizadores a las 9 y a las 3 horas. Un par de pulsadores obedecerán al instante la indicación y manipulación del crono por parte del piloto, liberando una aguja trotadora súper deportiva en color naranja, mientras que la máquina se abrazará a la muñeca gracias a una correa de cuero negro con ribete y pespunte color naranja.

Sobre 

Entusiasta de la comunicación y la actividad del periodismo ejercidos con profesionalismo. Manejo desde los 13 años, pero –en la actualidad– sigo jugando a los carritos.

¿Qué opinas?