Seat León Cupra, de regreso en México

Seat León Cupra, de regreso en México

leonseatcupramexrs1Autos de nicho, son aquellos que por sus características tienen baja demanda pero ofrecen prestaciones superiores uno de ellos es perfectamente conocido en México gracias a su apellido Cupra, el cual ha ofrecido a los afortunados poseedores una distinción y un manejo deportivo con un precio relativamente controlado, algo que es pilar fundamental de Seat en el mundo.

AQUÍ TODAS LAS FOTOS DEL LEÓN CUPRA

A la vista

Sin dudas aquí puede quedar aquel dicho de que el león no es como lo pintan ya que a primera instancia vemos un trabajo estético algo sobrio, con una parrilla negra con terminación de panal, luces LED, rines de 18”, retrovisores en color negro, alerón trasero y una moldura negra en la parte baja que simula un difusor; pequeños detalles que se ven acentuados por las líneas que acompañan el lateral tanto arriba de la llanta trasera como en las puertas.

leonseatcupramexrs2Al interior pareciera sacar su lado alemán, con formas muy sobrias y tonos oscuros con detalles en negro brillante, un volante forrado en piel que deja ver las costuras, pedales en aluminio y unos asientos deportivos con excelente sujeción lateral que combinan la piel y alcántara.

Con respecto al modelo de generación anterior es más rápido en la aceleración a los 100 km/hr en 0.6 segundos (antes 6.4 s, ahora 5.8 s), además de la aceleración la velocidad máxima llega a los 250 km/hr controlados electrónicamente y se sienten más seguros ya que el auto mejoró en el apartado aerodinámico al igual que en cuestión de peso que bajó 75 kg con respecto al modelo pasado.

leonseatcupramexrs3Apartado mecánico

El León Cupra ofrece un motor TSI de 2.0 litros que genera 265 hp y un par motor de 350 NM con una entrega entre las 1.750 y 5.300 RPM, la versión única que llega a México cuenta con caja DSG de 6 marchas.

El Manejo

La prueba de manejo se llevó a cabo en el kartódromo de Cancún, mismo que se ha utilizado también para campeonatos de motociclismo y esto nos habla de lo trabado de su trazo; di una primera vuelta de reconocimiento donde sentí dos cosas, primero el sonido del motor, ronco y poderoso al subir las revoluciones con un “exquisito” ruido de corte entre marchas que evoca los autos de competencia, por otra parte la aceleración con “tan solo” 265 hp es sorprendente y te presiona contra el asiento.

leonseatcupramexrs4En las vueltas siguientes pudimos desconectar el control de tracción y poner el modo deportivo donde el auto “va sobre rieles” el trabajo del chasis es excelente y responde al mínimo movimiento del volante que dicho sea de paso tiene un tacto suave que va un poco en contra del espíritu del Cupra, es una apreciación personal y no tiene nada de malo en realidad.

Al usar las paletas de cambio detrás del volante solo pudimos llegar hasta cuarta marcha por las dimensiones de la pista pero lo que importó era el curveo, ya que se necesitaba entrar muy rápido a una curva para que se fuera de frente, algo que en teoría debería ser común con el peso del motor y tracción delantera, pero no pasaba y tampoco el efecto del torque steer, el cual es que literalmente la potencia se pelee con la dirección.

leonseatcupramexrs5El auto se siente solido en pista y apunta con movimientos cortos a donde veamos, la recuperación del motor entre curvas también era inmediata y la frenada nos sorprendió incluso en el pavimento mojado, en pocas vueltas la confianza que brinda todo el conjunto hizo que comenzara a acelerar más y los movimientos para tomar la línea ideal de la curva podían ser tardíos ya que el agarre también es de lo mejor en el mercado de los hot hatch.

El León Cupra logró un excelente equilibrio entre comodidad y uso deportivo, ya que bien puede usarse a diario, aunque de manera personal esperaba algo más en cuanto a diferenciación estética, tal vez no tan radical como el León WTCC, pero si algo que me dijera “es un Cupra”, el precio, puede sonar elevado, pero esos 415 mil pesos lo valen e incluso puede ser un gran enemigo de su primo el GTI.

Sobre 

Cuenta cuentos profesional, con un especial gusto por la velocidad, y una calma innata por vivir mientras el mundo gira a prisa. De gustos extremos nacidos en el ciclismo y luego evolucionados al mundo motorizado.

Aquel que puede pasar horas viajando en una carretera o un instante en las pistas de competencia, aunque viviendo, volando y dejando todo problema en el camino en mi motocicleta. De gustos particulares y enemigo de los autos aburridos que no transmitan sensaciones de manejo.

¿Qué opinas?