Primer contacto con el Subaru XV

Primer contacto con el Subaru XV

subaruxvpresrs1 Tuvimos una interesante y algo intensa prueba de manejo con el nuevo producto de Subaru para México el XV, siendo su nombre oficial “equis- uve” y no “15” como podría pensarse. Pero antes de comenzar con el producto como tal, es grato informar que el XV es el principio de la restructuración de la marca que había estado aletargada anteriormente.

Llegarán nuevos modelos, y si te lo preguntas también llegará el BRZ aunque posiblemente sea hasta el siguiente año, además buscarán tener más concesionarios y mejorar su servicio post venta dos puntos en los que no estaban muy bien, además y tal vez más importante cuidarán sus precios para ser realmente competitivos.

El Subaru XV viene a competir en un segmento realmente complicado ya que tenemos exponentes como Chevrolet Trax, Seat Freetrack, Ford Ecosport, Nissan Juke o el Renault Duster, pero el producto de Subaru cuenta con un elemento que no tiene ninguna de las anteriores y brinda un buen manejo y mayor seguridad, que es la tracción en las cuatro ruedas.

Mecánicamente ofrece el ya conocido motor boxer de 4 cilindros opuestos 2.0 litros que genera 150 hp y un par motor de 196 Nm, lo anterior va acoplado a una caja de cambios CVT con palancas de cambio detrás del volante. Las dimensiones de la unidad son de 4,450 mm de largo, 1,780 mm de ancho y una altura de 1,615 mm, lo que la hacen ideal para circular con comodidad en la ciudad.

DA CLICK AQUÍ PARA VER TODAS LAS FOTOS DEL SUBARU XV

Pero bueno pasemos a la experiencia de manejo la cual fue buena y sobre todo por los factores climatológicos que intervinieron, la prueba se llevó a cabo en el autódromo de Cancún que más bien es un kartódromo por su tamaño y lo trabado de sus curvas lo cual sirvió para poder demandar más el manejo del XV.

subaruxvpresrs2Las primeras pruebas fueron en terracería, donde la marca presumió su sistema de tracción AWD (All Wheel Drive), pero en el caso de Subaru cuenta con una repartición activa de torque a las cuatro ruedas, es decir cada llanta cuenta con el 25% de la potencia total del motor pero cuando las circunstancias lo requieren se manda más potencia a las ruedas como por ejemplo en el curveo o caminos complicados. El XV pasó por un terreno con agua donde también demostró un buen ángulo de ataque frontal al subir una pendiente de tierra sin problema alguno.

Posteriormente pasamos a la típica prueba de slalom donde teníamos que sortear los conos en el menor tiempo posible para poder demostrar la maniobrabilidad, ¿no suena como algo complicado o sí?, la cuestión es que la lluvia se hizo presente y la pista se lleno de charcos por lo que nuevamente se agradeció la tracción del XV y si así de bien se comportó con un manejo exigente, en el día a día seguro nos transmitirá seguridad.

Por último tuvimos la oportunidad de recorrer todo el trazo de la pista que cuenta con desniveles y curvas muy cerradas, aquí jugó un poco en contra el motor boxer que si bien rebaja el centro de gravedad de la unidad también se encuentra muy adelantado causando que tenga ligera tendencia a irse de frente, aunque de nuevo la tracción AWD permite corregir rápidamente.

La caja CVT es suave y no aporta una aceleración muy rápida pero se recupera muy rápido a velocidad crucero mientras que la frenada es potente gracias a la ligereza del conjunto (1,450kg); al final salimos con un buen sabor de boca, una “camioneta” divertida de manejar con buen espacio de carga y para pasajeros, además de un diseño exterior atractivo, y al interior más sobrio y simple pero con todos los elementos que se necesitan en la vida cotidiana.

En México se comercializará en dos versiones 2.0i y 2.0i Sport con diferencias en el equipo de serie como las luces de xenón quemacocos, pantalla de información, climatizador bi-zona, cámara de reversa y vestiduras.

Los precios

Subaru XV 2.0i $339,900
Subaru XV 2.0i Sport $372,500

Sobre 

Cuenta cuentos profesional, con un especial gusto por la velocidad, y una calma innata por vivir mientras el mundo gira a prisa. De gustos extremos nacidos en el ciclismo y luego evolucionados al mundo motorizado.

Aquel que puede pasar horas viajando en una carretera o un instante en las pistas de competencia, aunque viviendo, volando y dejando todo problema en el camino en mi motocicleta. De gustos particulares y enemigo de los autos aburridos que no transmitan sensaciones de manejo.

5 comments

¿Qué opinas?