F500 Abarth, un chico venenoso

F500 Abarth, un chico venenoso

Fue una experiencia realmente grata el probar la versión más deportiva del Fiat 500, el apellido Abarth lo ha llevado a un nuevo nivel de potencia y diversión, un gran juguete

Sobre 

Cuenta cuentos profesional, con un especial gusto por la velocidad, y una calma innata por vivir mientras el mundo gira a prisa. De gustos extremos nacidos en el ciclismo y luego evolucionados al mundo motorizado.

Aquel que puede pasar horas viajando en una carretera o un instante en las pistas de competencia, aunque viviendo, volando y dejando todo problema en el camino en mi motocicleta. De gustos particulares y enemigo de los autos aburridos que no transmitan sensaciones de manejo.

¿Qué opinas?