¿Por qué nos hace falta un auto show?

Nissan Altima primer vehículo en utilizar el afamado motor de compresión variable -VC Turbo- que la alianza desarrolló en un inicio para INFINITI.

 

Esta semana sigue abierto el Auto Show de Nueva York y hasta el domingo, le puedo decir que se ha vuelto una cita obligada en el circuito mundial de salones del automóvil. Si una ciudad lo tiene claro es Nueva York, un auto show sirve como arma de marketing y los visitantes finalmente llegarán a las agencias en tres o seis meses o en algunos años, pero quien se apunta a visitar un lugar como este con certeza consume vehículos. El “chiste” es ver quién decide por una u otra marca, y éstas qué deciden presentar. La lógica de solo participar para vender vehículos en los autoshows es una visión nublada, equivocada y no considera que el mejor lugar –hasta ahora– para comprar vehículos es una distribuidora.

Por otro lado, un auto show representa una industria y la novedad de cada marca como no se puede hacer en las distribuidoras, el presupuesto gastado en ellos es realmente una inversión, no un gasto publicitario sino una estrategia en una sociedad. Un esfuerzo común de una industria que gusta y necesita estar representada y tener alcances internacionales.

Elementos como contribuciones de caridad, derrama económica cuantiosa en pocos días, acciones en la comunidad, conciencia en seguridad y manejo, premios mundiales, tecnología, autos concepto y finalmente, los productos reales que van a las distribuidoras, hacen de estas juntas una gran representación de la industria de un lugar o país, por ello me entristece que México no tenga un salón competitivo y digno de nuestro importante lugar de producción, exportación y venta de vehículos en el mundo. Muchos se podrían beneficiar, pero, sobre todo el consumidor, o sea usted, su familia, empresa para la que trabaja o su negocio.

En Nueva York, esta semana ha quedado claro lo que le explico, imagine generar a una ciudad más de un millón de visitantes, el ruido de celebridades, turismo, constructoras de displays, empleos indirectos, etcétera, ¿quién dice que no a una contribución de este tamaño?

 

El mejor ejemplo: Nueva York

De lo sucedido en Nueva York primero debemos aplaudir a Volvo que se llevó el auto mundial del año con la XC60, por cierto, solo europeos y japoneses en la tercia, el auto de lujo mundial únicamente tenía opciones del Grupo Volkswagen cuando ese grupo no ha tenido las mejores épocas en Estados Unidos, y mención honorífica al Suzuki Swift, que estuvo en la terna del auto mundial en la categoría de “urbano”, poniendo a una marca casi de boutique en las páginas de todos los medios internacionales. Auto verde, el Leaf y deportivo el BMW M5, dando la mayoría de premios a europeos y japoneses.

Otros detalles del Auto Show fueron: casi increíble pero la tendencia la puede tener Nissan que se lanza por consumidores de sedanes cuando los crossovers van con todo creciendo, al prever este mercado que al año es de más de 1.5 millones de sedanes en Estados Unidos, es muy atractivo y el nuevo Altima, está preparado con un motor único de desplazamiento variable y turbo y tracción a las cuatro ruedas. KIA no se mantuvo lejos de los sedanes actualizando Optima y lanzando todo el lujo en el K900 augurando más producto y estrategia en segmentos altos como con Stinger.

Otro hecho, es que nadie esperaba una pick up de Volkswagen para uso personal y recreativo y resulta que sí la venderá, segmento pequeño pero al parecer este vehículo robará mercado a los crossovers.

Tercer hecho importante es que Lincoln Aviator resultó híbrida en su presentación en sociedad y en voz de muchos con diseño interior y exterior más atractivo de lo que podríamos pensar o teníamos en sus modelos. Cadillac por igual crece con su XT4 crossover que quiere un pedazo del mercado que tienen hoy las americanas.

Prepárese porque con estas dos el incremento de crossovers de lujo empezará a crecer y crecer.

Cuarto punto, es precisamente ese, las camionetas están más en boga que nunca, Toyota con su nueva RAV 4, lo sabe y le ha dejado muy competitiva. Qué decir de Volvo, Alfa Romeo, Volkswagen con su Atlas y las alemanas con cada día más camionetas.

Como quinto punto las tres tecnologías de tendencia que ya no pueden faltarle son: el encendido y control de su auto desde el celular, el incremento de tableros digitales que dejarán los relojes tradicionales de aguja por estos 100% digitales, dando paso a pantallas cada día más grandes y miles de opciones de información y cómo presentarla, y la carga eléctrica para móviles sin cables, todos van en estas tres tendencias.

Créame, un auto show habla de una ciudad, un país y sus comunidad, y aviva las ventas de vehículos.

 

@MemoLiraP

 

Sobre 

Periodista y fundador de varias publicaciones de relojes y automotrices con mas de 20 años de experiencia en TV, radio, periódico, revistas e internet. Director Editorial del suplemento semanal Autos Publimetro. Director General en www.watchesworld.com.mx
Fanático de las redes sociales, entusiasta aguerrido de las motos, aparatos de medición y mapas.

¿Qué opinas?