¿Podrá conducir sin estar conectado a la nube?

¿Podrá conducir sin estar conectado a la nube?

Trate de utilizar un teléfono celular viejo, una computadora que ya no pueda actualizar su sistema operativo, es más, un dispositivo con memoria reducida que no sea capaz de bajar una de las aplicaciones que necesite en su día a día, es una tortura y tendrá que renovar su hardware,  pues le tengo noticias, su vehículo está a punto de ser lo mismo, un “hardware” con personalidad propia de cada marca, con equipamiento, avances, tecnología y aplicaciones que le darán un toque especial por cada una de las opciones del mercado, igual de lujo o básico, pero todos tendrán que actualizarse.

Seguramente ha oído que hoy para reparar un auto se necesita “conectar” a la computadora, y empezó en el taller de servicio de las agencias para resolver cuestiones del motor, pero ahora son la mayoría de los sistemas los que son capaces de diagnosticar, incluso desde su mismo llavero, y en las opciones más avanzadas desde la misma nube.

Ahora para comprar un vehículo junto con la ficha técnica usted tendrá que ver muchas más especificaciones, tal cual, como va y compra una computadora o dispositivo “inteligente”, y le ponen en las especificaciones de rapidez, capacidad, etcétera, habrá aditamentos así en su auto. Le hablo de los próximos 5 años en varios nichos de mercado, pero si tomamos en cuenta que es un plazo promedio para renovar autos del mercado, estamos en la antesala de que muchos ya inician a comprar estos vehículos.

 

La nube y los autos…

Su auto será capaz de bajar todas sus actualizaciones desde la nube, de diagnosticarse a sí mismo y, en tiempo real, avisarle de la condición de su vehículo. Actualizará el software de todos sus equipos mecánicos y no mecánicos, por ejemplo los frenos, los sistemas de seguridad, la capacidad autónoma que tenga, su sistema de entretenimiento, etcétera. El odioso tiempo que un sistema de contenidos en su pantalla tarda en bajar, espérelo tener en su vehículo si no anticipa su carga o en el momento de arrancar le pide bajar actualizaciones que seguramente con buen internet las bajará en el camino, lo positivo siempre estará al día, lo negativo, siempre deberá pagar datos de internet –que sin duda cada día hay más velocidad y menos costo– pero que llega un momento como todo dispositivo que se actualiza de la nube que sea obsoleto por su capacidad de bajada o almacenamiento.  El vehículo a su vez tendrá distintos espacios libres –según el nivel de precio del mismo– para aumentar su velocidad y memoria, tal como una computadora que se puede “escalar”, pero llegará a su límite, se lo aseguro.

Así que espere encontrar este tipo de información y aprenda a utilizarla, y a preguntarse: qué tanta obsolescencia tiene la pila –si es híbrido o eléctrico–, la memoria o la rapidez de procesamiento de datos del vehículo; aún preguntaremos si se puede “actualizar” en línea, cuánto gastaré de datos… Es una realidad, más segura, pero que debemos aprender. Ya tenemos práctica con los celulares, será adaptarnos a los autos. ¿Cuántos megas tiene de memoria su “cel” o qué rapidez representa decir 3G o 4G?, iniciemos por ahí…

@MemoLiraP

 

Sobre 

Comunicóloga especializada –y apasionada– de los medios impresos y electrónicos.

¿Qué opinas?