Continental AG: el futuro del auto conectado y autónomo es real

Continental AG: el futuro del auto conectado y autónomo es real

Continental AG, fundada en 1871 en Alemania, hoy tiene 220,000 empleados en el mundo, si la reconoce por sus llantas de alta calidad está en lo cierto, solo que al día de hoy solo 26% de su negocio corresponde a neumáticos, todo lo demás está enfocado en áreas de innovación que marcan tendencias y apoyan la movilidad sustentable, eficiente y conectada.

Continental en México

El 10% de sus empleos mundiales están en nuestro país, es decir, 22,000 familias trabajan en cualquiera de sus 17 plantas, en sus dos centros de investigación y desarrollo o el nuevo que abrirán en Querétaro. Dentro de ese número imagine que hay 1,800 ingenieros dedicados a desarrollo de producto… ahora sí, si piensa en sus llantas, son muy importantes, pero qué tal su tamaño de operación, en México diversificado en distintas áreas.

Sus áreas de negocio

Continental AG, explicada a través de su CEO mundial Dr. Elmar Degenhart, la comprendo hoy como un tanque de pensamiento que crea el futuro y prepara nuevas generaciones de autos, en áreas de innovación en chasis y seguridad, mejora de motores, desarrollo de interiores y Contitech. Así queda claro que no son solo llantas y su presencia es mundial, centrado 58% de su negocio en Europa, diríamos en productos hechos en esta región, pero exportados a todo el mundo, 19% en Norteamérica y el mismo en Asia, sin duda, uno de los grandes proveedores de tecnología a la industria, que no se quedó inmóvil, sino innovadora y adquiriendo otras empresas que le han dado la explicación del futuro del auto a muchas armadoras trabajando junto con ellas.

Tanto que tres de cada cuatro coches hechos en el mundo tienen algo de Continental AG, le puedo decir que el futuro sorprende pero el negocio realmente se ha vuelto en innovación que el cliente valúa y que las armadoras necesitan para ir a la vanguardia, y Continental puede desarrollar en prototipos y luego en volumen, por ejemplo le hablo de que pude subirme a un auto que puede aprenderse trayectos de hasta 80 metros para estacionarse y usted lo controla desde su celular, pude comprender cómo la nube hace más seguros los caminos y los mismos autos conectados entre ellos y con la misma nube van haciendo más base de datos diaria para incrementar seguridad; pude sentir de primera mano cómo cargar de manera inalámbrica su auto eléctrico por inducción a través de un tapete que su auto detectará en el piso de su garaje, o poder cargar energía de cualquier voltaje para sus pilas, es más, he podido comprobar cómo la energía de su auto lejos de estresarlo por saber cuántos kilómetros le quedan de pila, se podrá conectar a su casa y darle electricidad, es más, me ofrecieron un refresco refrigerado por la energía de un auto. Los materiales se vuelven parte integral de eliminación de peso, dejan vivir mejor el interior y son funcionales como en botones ocultos o iluminando áreas que antes no imaginábamos, reciclables y muy durables, un auto sin bocinas que suene mejor que traer 18 de ellas, es posible ya y lo vi; imagine el futuro, conectados, actualizados, más seguros, menos servicio, más confort, más eficiencia y aún no llegamos al 2020 donde seguramente veremos cosas sorprendentes. En el próximo Autoshow de Fráncfort el 14 y 15 de septiembre, Continental estará presente en muchos de los vehículos que ahí veremos, es más, estiman que ningún auto nuevo presentado estará sin contemplar temas en manejo autónomo y autos conectados… el futuro está aquí, es funcional e inicia a ser el presente… lo inimaginable está por llegar, prepárese para comprar su primer híbrido enchufable o eléctrico…

@MemoLiraP

Sobre 

Periodista y fundador de varias publicaciones de relojes y automotrices con mas de 20 años de experiencia en TV, radio, periódico, revistas e internet. Director Editorial del suplemento semanal Autos Publimetro. Director General en www.watchesworld.com.mx
Fanático de las redes sociales, entusiasta aguerrido de las motos, aparatos de medición y mapas.

¿Qué opinas?