¿Cola para cargar gasolina?

¿Cola para cargar gasolina?

Los mexicanos hemos cargado en las estaciones Pemex durante toda nuestra vida, básicamente no conocemos otros litros de gasolina, pero ahora a quienes estamos en la vida económicamente activa nos toca la nueva era que viven otros países, elegir dónde comprar la gasolina, donde nos guste, donde más nos convenga, y no por cuál es la más cercana pues todas son iguales. Con esto no es que las que tenemos hoy no nos den el servicio, pero como en toda industria cuando hay competencia se incrementan los clientes contentos. Pero, ¿realmente qué puede esperar? Esta semana estuve en la inauguración de la primera estación Shell, todos los días paso desde que abrió por la nueva BP en el norte de la ciudad, y con ello tengo algunas conclusiones iniciales. La BP siempre tiene cola para cargar, pero no se imagina la línea interminable de autos esperando a cargar sobre la lateral del periférico y lleva ya mucho tiempo por lo cual la conclusión es que los usuarios están apreciando algún beneficio especial al ir a hacer cola para cargar, me imagino que abren espacio en su agenda para tener el tiempo suficiente, la segunda es que en Shell también habrá las mismas filas para cargar.

La siguiente conclusión es que la gasolina es la misma que venden las Pemex, solo que cada marca le agrega aditivos que mejoran funcionamiento y limpieza del motor, todo ello en un mismo precio…. Nos deja pensar cuál será el futuro de la competencia aquí, realmente el consumidor deberá apreciar el beneficio en los servicios de su auto o en lo que pueda apreciar de buen funcionamiento.

En estas estaciones nuevas lo que sí observaremos son núcleos de desarrollo económico formal, donde las tiendas de conveniencia, los empleados con entrenamiento y contratos formales, servicios adicionales y hasta mejoramiento del entorno en el cual están, llegan a beneficiar a las comunidades donde se ponen, además de tener las reglas máximas de la seguridad. Mientras más abran, más dinero se invertirá en ellas y en sus proveedores para abrirlas, las bombas son de clase mundial, se han revisado todas las instalaciones y los empleos de una estación así, el comparativo que se anunció es que tenían 23 personas y se fueron a más de 40 de empleos formales, y en la remodelación fueron necesarias más de 2,000 horas hombre.

Estamos ante la era eléctrica e híbrida, pero Shell –por ejemplo– quiere invertir en negocio a más de 10 años, y cantidades de mil millones de dólares… un punto más, aunque estarán estandarizadas, usted podrá comprar en una estación que sea propiedad de Shell o de un concesionario que ellos designen.  ¿Qué dice? ¿Hará cola para cargar en las nuevas marcas de distribución?

@MemoLiraP

Guardar

Sobre 

Periodista y fundador de varias publicaciones de relojes y automotrices con mas de 20 años de experiencia en TV, radio, periódico, revistas e internet. Director Editorial del suplemento semanal Autos Publimetro. Director General en www.watchesworld.com.mx
Fanático de las redes sociales, entusiasta aguerrido de las motos, aparatos de medición y mapas.

¿Qué opinas?