#LunesDeGP – Mónaco

#LunesDeGP – Mónaco

800px-Monte_Carlo_Formula_1_track_mapLlegó el momento de presentarles una de las carreras más importantes y legendarias del Calendario de la Fórmula 1, Mónaco, la más prestigiosa y una de las más antiguas del planeta. Se corre desde 1950, y a partir de 1955 como parte de la Fórmula 1, surgida en 1950. Es una de las carreras más peligrosas y extenuantes para el físico de los pilotos que ahí compiten, siempre en modalidad de monoplazas.

La “lentitud” del Circuito de Mónaco, modalidad “urbana”, limita la velocidad a unos 155 km/h, suscitando un número importante de banderas amarillas debido a un trazado complicado que consta de subidas y bajadas, vías estrechas, curvas cerradas y rectas sumamente cortas, para una superficie total de 3,340 km por vuelta, que comprende 19 curvas y un impresionante túnel que pasa por debajo del hotel Loews, conjunto fundado por Anthony Noghès en 1920.

800px-Grand_Prix_Monaco96_131954710Una de las horquillas más lentas de los circuitos de competencia tuvo lugar en el Circuito de Mónaco, y era conocida como gazometre, ésta se tomaba a unos 5-15 km/h, no obstante, la “geografía asfáltica” actual, es uno de los trazados más difíciles de completar, por lo que privilegia la pericia de los pilotos por encima de la potencia de los motores y la tecnología y recursos de los mismos, por lo que es –también– uno de los más peligrosos del planeta, sucediendo las muertes de Lorenzo Bandini en 1967 y otros graves accidentes. Sin embargo, el circuito cuenta con la categorización número “1”, es decir, es uno de los más seguros según la FIA y la FOM, que también pudiera entenderse como un requerimiento oficial para albergar un Gran Premio de Fórmula 1.

historia-gp-monaco-f1-especial-montecarlo-tres_5Los mejores tiempos en las diferentes etapas del Gran Premio de Mónaco, los han marcado: Jackie Stewart (1929 – 1972): 1:22.2 (1971) en Tyrrell-Ford; Ronnie Peterson (1973 – 1975): 1:27.9 en Lotus-Ford 1974; Michele Alboreto (1976 – 1985): 1:22.673 en Ferrari 1985; Michael Schumacher (1986 – 1996): 1:21.076 en Benneton-Ford 1994; Rubens Barrichello (1997 – 2002): 1:18.023 en Ferrari 2002 y Michael Schumacher (2003 – ): 1:14.439 en Ferrari 2004. Nico Rosberg es el último campeón, coronándose en la edición del 2013.

Rudolf_Caracciola_at_the_1929_Monaco_Grand_PrixTradicionalmente disputado en mayo, el Gran Premio movió sus fechas por motivos de logística, mientras que es uno de los eventos más seguidos por los aficionados, o no, al automovilismo deportivo debido al alto nivel de glamour y personajes que se dan cita año con año en El Principado. Dicha prueba es también la única fecha en el Calendario de la F1 que no rebasa los 305 kilómetros, se corren únicamente 78 vueltas para una distancia total de 260 km, ya que de correrse la longitud estipulada se deberían trazar 92 giros y ello llevaría a un tiempo excesivo de duración de la carrera, resultando en una falta de consideración a la seguridad de los pilotos por lo demandante del circuito.

Nico_Rosberg-Gran_Premio_de_Monaco-Formula_1_ALDIMA20130526_0001_6Ahora bien, como datos anecdóticos, debemos mencionar que el GP de Mónaco surgió de una casualidad o causalidad, la gente de la Asociación Internacional de Automóviles Clubs Reconocidos y la del Automóvil Club de Mónaco, exhibían cierto desencanto por el Rally de Montecarlo, pues la consideraban como una prueba europea y no monegasca, por lo que junto a Louis Chiron, Anthony Noghès buscó la aceptación de una carrera de velocidad en el trazado inicial propuesto por éste último. Al término del mismo, los favoritos no pudieron coronarse, sí lo hizo William Grover, a bordo de un Bugatti 35 de 8 cilindros y posteriormente se generalizó la idea de la complejidad y vistosidad del ahora Gran Premio de Fórmula 1.

ayrton_senna_monaco_1993Finalmente, y no crean que es algún tipo de sentimiento ni predilección de quien escribe por el brasileño, pero es Ayrton quien cuenta con más títulos de Campeón del Gran Premio de Mónaco, ganando 6 GP´s, seguido de Schumacher con 5 y Alain Prost con 4, exhibiendo así a tres de los más grandes y diestros pilotos que jamás han existido. Tanto el alemán como el también apellidado Da Silva, pudieron incrementar su marca en Mónaco, no obstante, perdieron el control y terminaron abandonando la carrera en consecuencia, cediendo la punta para el segundo puesto, lo que quiere decir que Mónaco no perdona errores ni desatenciones, incluso a los más grandes.

Sobre 

Entusiasta de la comunicación y la actividad del periodismo ejercidos con profesionalismo. Manejo desde los 13 años, pero –en la actualidad– sigo jugando a los carritos.

¿Qué opinas?