Infiniti Red Bull Racing conquista el segundo y tercer lugar en Marina Bay

Infiniti Red Bull Racing conquista el segundo y tercer lugar en Marina Bay

Foto 2_Sebastian Vettel consiguió su mejor resultado en lo que va de la temporada al obtener el segundo lugar en el Gran Premio de Singapur, mientras que Daniel Ricciardo logró su séptimo podio de la temporada al conquistar el tercer puesto.

Lewis Hamilton ganó la carrera, mientras que su compañero de equipo Nico Rosberg se vio obligado a retirarse después de 13 vueltas.

Con este resultado Hamilton se convirtió en el nuevo líder del Campeonato de Pilotos, con una ventaja de tres puntos sobre Rosberg, su más cercano competidor.

Los problemas de Nico Rosberg iniciaron desde antes de la carrera, al verse forzado a comenzar desde los pits debido a un inconveniente eléctrico que le impidió salir de la parrilla en la vuelta de formación.

Hamilton salió de manera limpia en el liderato, pero detrás de él las posiciones cambiaban rápidamente: Fernando Alonso saltó de la quinta a la segunda posición, a pesar de que parecía que el hombre de Ferrari se había salido de la pista al hacerlo.

Detrás de él, Sebastian rebasó a Daniel, quien no había tenido el inicio perfecto. Alonso dejó pasar a Vettel, pero no a Daniel, quien se quedó en el cuarto sitio.

Más atrás, Rosberg seguía en la carrera, pero sus tiempos eran penosamente lentos, hasta por tres segundos de diferencia de los líderes. La razón pronto fue evidente: el único elemento funcionando en su volante era la palanca de cambios, e incluso ésta presentaba problemas al saltarse algunas velocidades al subir.

F1 Grand Prix of Singapore: RaceEn la primera ronda de paradas en los pits, se le informó a Rosberg que tenía que esperar en su garaje mientras el equipo reiniciaba su vehículo con la esperanza de que funcionaran correctamente los cambios; no obstante, su vehículo no respondió y se tuvo que retirar de la competencia.

Al frente, Hamilton tuvo una cómoda ventaja durante el primer periodo y la parte inaugural de la segunda fase.

Sin embargo, la complejidad de la carrera cambió: Sergio Pérez de Force India se ensañó con el Sauber de Adrian Sutil, y en la vuelta 31 colapsó el alerón delantero del mexicano, destrozándose y convirtiéndose en residuos que se desplegaron por toda la pista.

Esto obligó la salida del vehículo de seguridad y las estrategias empezaron a cambiar. Hamilton, Sebastián y Daniel eligieron permanecer afuera.       

El piloto de Mercedes tenía neumáticos option supersoft, y necesitaría neumáticos prime de caucho suave durante su vuelta final; por su parte, los pilotos de Infiniti Red Bull Racing tenían neumáticos prime y planeaban cambiarlos a options para tener un rápido periodo final.

Mientras tanto, Alonso – ubicado en el cuarto lugar – ingresó a los pits para cambiar a neumáticos prime, y basaría su estrategia en utilizar estas llantas por el resto de la carrera.

Detrás de él, los pilotos de Williams – Felipe Massa y Valtteri Vottas, en quinto y sexto lugar, respectivamente – fueron instruidos a replicar dicha táctica, por lo que no ingresarían a los pits para cambiar neumáticos.

Foto 3_Debido a estas estrategias, el equipo le indicó a Sebastian y Daniel que cambiaran de planes y usarán sus neumáticos suaves durante el resto la competencia.

Al frente, Hamilton necesitaría hacer mucho tiempo en la pista para poder ingresar a los pits para sus neumáticos suaves obligatorios y retener el liderato.

Si bien el piloto de Mercedes ganó merecidamente muchos segundos de ventaja con sus supersofts más rápidos, no fue suficiente para que ingresara a los pits y regresara a la pista conservando la delantera.

El inglés regresó a la carrera entre Sebastian – quien se había convertido en el líder – y Daniel. El tetracampeón intentó defender durante dos vueltas el liderato, pero sus neumáticos en deterioro lo hicieron presa fácil y no pudo evitar que Hamilton lo rebasara.

De esta manera, la tarea de Vettel era mantener a raya a Alonso, quien tenía nuevos neumáticos. Los dos pilotos de Infiniti Red Bull Racing hicieron un soberbio trabajo con gran estilo, cruzando la bandera a cuadros para llevarse 33 muy merecidos puntos para el equipo.

 Detrás de Sebastian y Daniel, Alonso terminó en cuarto. Massa fue quinto, por delante de Jean-Eric Vergne, quien dio una gran carrera para Toro Rosso, saltando de la onceava posición a la sexta durante las últimas nueve vueltas, y rebasando a tres vehículos cuando iba a finalizar la competencia.

Sergio Pérez de Force India fue séptimo, por delante de Kimi Raikkonen (Ferrari) y de Nico Hulkenberg (Force India). Kevin Magnussen de McLaren fue el piloto que obtuvo la menor puntuación de la carrera.

Sobre 

¿Qué opinas?