El equipo Infiniti Red Bull listo para Monza

El equipo Infiniti Red Bull listo para Monza

Autodromo Nationale di MonzaEl equipo Infiniti Red Bull Racing está listo para triunfar en Monza – el último Gran Premio europeo de esta temporada – con el objetivo de ganar la posición pole y aspirar al primer lugar en el Campeonato de Pilotos.

Las últimas dos carreras de la temporada han sido ganadas por Daniel Ricciardo, quien se ha convertido en el piloto revelación de este año y que recientemente ganó el prestigioso Trofeo Baldini, por lo que el equipo está muy confiado en obtener un buen resultado.

Por su parte, el tetracampeón Sebastián Vettel ha ganado tres veces en este histórico circuito (la última el año pasado), por lo que el piloto alemán recurrirá a su experiencia ganadora para afrontar este importante reto.

A continuación, te presentamos el análisis realizado por los dos pilotos del equipo Infiniti Red Bull Racing sobre la prueba que afrontarán este domingo.

Sebastian Vettel

“Italia tiene mucho que ofrecer: buena comida, hermosos lugares; creo que esta es la razón por la cual encontrarás a muchos alemanes de vacaciones en sus playas.

Cuando era niño pase mucho tiempo en Italia compitiendo en karts, por lo que pude conocer algunos lugares como Lago Garda, Napoli, al norte del país, y Parma, el cual tiene un excelente circuito de karts.

El nivel de las competencias de karts en Italia es muy alto porque hay muchas empresas automotrices.

Tengo algunos amigos que hice cuando competía en karts y también en Toro Rosso, por lo que es muy agradable regresar.

Personalmente, uno de mis lugares favoritos es obviamente Monza por su circuito de carreras, el cual es uno de los más rápidos a los cuales asistimos.

La pista de 5.793 kilómetros tiene puntos de frenado muy fuertes, por lo que es muy exigente con los frenos. Los neumáticos también están potentemente cargados, especialmente en los giros rápidos como en Curva Grande y Parabolica.

Es extremadamente difícil obtener una vuelta perfecta en Monza. Es prácticamente imposible trazar cada curva y cada chicana de la manera que te gustaría”.

Daniel Ricciardo

“Actualmente, los retos más difíciles en Monza son las zonas de frenado. Un ejemplo claro de ello es la primera chicana: vienes a la máxima velocidad que un vehículo de Fórmula 1 alcanzará durante este año, pero inmediatamente tienes que frenar en una de las curvas más complicadas de la temporada.

Además, estás haciendolo con la menor carga aerodinámica que tendrás en toda la competencia, lo cual significa que el vehículo tiende a deslizarse bastante y tardas más en detenerte.

No puedes darte el lujo de bloquear el freno, pero igualmente no puedes perder tiempo al ser muy impaciente con el pedal. El circuito demanda que estés realmente enfocado todo el tiempo.

Realmente no soy muy adepto a las rectas extremadamente largas, ya que las encuentro un poco aburridas comparadas con una serie de demandantes curvas; no obstante, Monza es la excepción: hay algo sobre recorrer rápidamente esos árboles delante de un nutrido público que definitivamente hace que te suba el pulso al máximo.

Además, el público en Monza es apasionado. Obviamente muchos de ellos son adeptos a Ferrari, pero siempre han sido amables conmigo. Me encantaría tener la oportunidad de parar en ese brillante podio y descubrirlo”.

Italian Grand Prix - FridayDatos esenciales para los fanáticos sobre el Gran Premio de Italia

El templo de la velocidad, la pista mágica, o simplemente Monza. Es uno de los circuitos especiales al cual se debe de asistir por lo menos una vez en la vida si eres un fanático del automovilismo.

El Gran Premio de Italia es una de las dos carreras que siempre ha estado presente en el calendario de la Fórmula 1 (el otro es el Gran Premio Británico).

Monza ha albergado 63 de los 64 Grandes Premios disputados hasta el momento; es decir, es un circuito cargado con un gran valor histórico.

El Autodromo Nationale di Monza está localizado en el parque real en el centro del pueblo de Monza – el cual actualmente es un suburbio periférico de Milán – y fue abierto por primera vez para su uso en 1922.

La primera carrera que se disputó aquí fue una edición del Gran Premio de Italia, en la cual Pietro Bordino resultó ganador manejando un Fiat 804.

La pista ha tenido diversas configuraciones, pero la más famosa fue la pista de alta velocidad de 10 km que incluía secciones peligrosamente empinadas, la cual fue usada solamente en cuatro ocasiones: 1955, 1956, 1960 y 1961.

La muerte de Wolfgang Von Trip del equipo Ferrari y de 15 asistentes en 1961 puso fin a esta configuración, y marcó el inicio del circuito que conocemos hoy en día.

Monza ha sido marcado por un número de cambios en los últimos años, incluyendo la incorporación de chicanas, pero continúa siendo el circuito más rápido de la Fórmula 1, e incluso ostenta los récords de promedio de velocidad más alto para una carrera y para una vuelta.

Por lo tanto, este Gran Premio tiene historia y velocidad, pero también mucho ambiente.

Monza es hogar espiritual del automovilismo italiano, por lo que el estado de ánimo es intenso, estridente, y evidentemente teñido de rojo.

El lugar en sí tiene una gran presencia gracias a los remanentes del antiguo circuito: los túneles de acceso y puentes hasta las viejas gradas, los cuales son visibles en todos lados. Simplemente es un circuito espectacular.

El circuito

¿Qué se puede esperar en cuanto a la velocidad? Monza es un circuito tan rápido que siempre es la carrera más corta la temporada con una duración promedio de una hora y cuarto.

No obstante, es una gran carrera.

Los vehículos tendrán la configuración de carga aerodinámica más baja de toda la temporada para maximizar su velocidad en las rectas largas.

Los equipos tienen que alinear sus vehículos de una forma que les permita responder adecuadamente en los puntos de desaceleración, así como tener buena tracción en las pocas curvas que existen.

Las curvas son muy interesantes, especialmente la terriblemente rápida Parabolica. Si bien se eliminó un poco de su peligro al añadir asfalto para reemplazar parte de la trampa de arena, la Parabolica siempre es un divertido desafío para los pilotos.

Esto es, en síntesis, Monza. Sebastian Vettel lo considera un circuito en el cual se requiere mucho valor, y es realmente un Gran Premio como los de antes. Esperamos que continúe por muchos años más.

Sobre 

¿Qué opinas?