Alonso gana en China, y el espectáculo sigue perdiendo

Alonso gana en China, y el espectáculo sigue perdiendo

f12alonsochinars1 En las competencias automovilísticas existe un concepto muy importante, el cual es administrar el auto, lo cual tiene que ver con los frenos, combustible, motor y claro, las llantas. Si bien el GP de China fue el marco para un nuevo ganador y por fin Fernando Alonso pudo demostrar el potencial de su auto, la carrera se vio opacada por la “sobre administración de los neumáticos”.

¿Acaso es válido que los pilotos no puedan correr a tope ya que deben cuidar las llantas, es lógico?, de hecho quiero poner el comentario de Mark Webber sobre el tema: “la Fórmula 1 es comparable a la WWE (World Wrestling Entertainment) donde el deporte es mero accesorio ya que la base del espectáculo radica en las coreografías y en los movimientos”, ¿rudo comentario, no?

En el plano de la competencia tuvimos una carrera dividida en dos partes una emocionante que duro hasta la mitad de la misma y la segunda que fue poco menos que un carrusel. En el arranque Lewis Hamilton prometía una carrera muy cerrada al ser un tipo rápido y complicado de rebasar, pero Alonso dio cuenta de él en unos cuantos giros.

Las llantas fueron nuevamente las protagonistas con un compuesto blando que en el mejor de los casos duró 7 giros y para los pilotos que intentaron dar más vueltas con los mismos fue una condena como en el caso de Massa que estaba en punta y al tratar de correr de más con los suaves perdió todo al entrar a pits y se fue a mitad de tabla.

f12alonsochinars2La competencia tuvo muchos contactos, Mark Webber perdió todo cuando tuvo un contacto con Jean-Mari Vergne que lo hizo entrar a pits donde se hizo un mal trabajo al sujetar la llanta trasera derecha que terminó por salirse en pista, causando el abandono y penalización para la siguiente carrera.

Kimi Räikkönen ofreció una gran carrera ya que desde el principio lució un gran rendimiento, con todo y el contacto que tuvo con Sergio Pérez quien le cerró la puerta y rompió el deflector izquierdo y año la nariz del coche, aunque al entrar a pits el equipo decidió extrañamente no sustituir la pieza.
Por su parte Lewis Hamilton consiguió una tercera posición un tanto “cardiaca” ya que sus neumáticos estaban en auto destruyéndose en las últimas 5 vueltas, lo cual fue aprovechado por Sebastian Vettel que en la carrera remontó, y realizó un cambio de llantas a pocas vueltas del final por lo que tenía el compuesto fresco y descontó tiempo al inglés, tanto que pudo rebasarlo en la última vuelta pero se precipitó en la maniobra y perdió la oportunidad.

Pirelli ya anunció que después del GP de Bahrein cambiará sus compuestos de llantas para hacerlos más durables, pero también la llantera italiana amenazó que podría irse al final de la presente temporada al no tener contrato multianual firmado.

FOTOS: Ferrari.com

Sobre 

Cuenta cuentos profesional, con un especial gusto por la velocidad, y una calma innata por vivir mientras el mundo gira a prisa. De gustos extremos nacidos en el ciclismo y luego evolucionados al mundo motorizado.

Aquel que puede pasar horas viajando en una carretera o un instante en las pistas de competencia, aunque viviendo, volando y dejando todo problema en el camino en mi motocicleta. De gustos particulares y enemigo de los autos aburridos que no transmitan sensaciones de manejo.

1 comment

¿Qué opinas?