Impresiones de la victoria de Porsche #6HorasDeMéxico

Impresiones de la victoria de Porsche #6HorasDeMéxico

Esta fue la undécima victoria del innovador prototipo Porsche 919 Hybrid desde su debut en 2014. En la presente temporada, el 919 ha ganado cuatro carreras, incluidas las 24 Horas de Le Mans. Para el trío Bernhard/Hartley/Webber este fue su sexto primer lugar en el WEC. Porsche lidera ahora la clasificación de Constructores con 201 puntos, seguido de Audi (158) y Toyota (112). Dumas/Jani/Lieb tienen 41 puntos más que sus inmediatos seguidores en la clasificación de Pilotos.

Cómo fue la carrera para el Porsche marcado con el No. 1

Brendon Hartley salió desde la cuarta posición, en la primera curva sobrepasó el auto gemelo de su compañero de equipo Marc Lieb y se fue a la caza de los dos Audi que marchaban al frente. En la vuelta 21 sobrepasó al Audi No. 7, conducido por André Lotterer, y se puso en segundo lugar. Tras 35 giros, Hartley aprovechó una bandera amarilla para hacer una temprana entrada a los pits y ceder el auto a Mark Webber, quien con un juego de neumáticos nuevos conservó la segunda posición. Apenas reiniciada la carrera Webber sobrepasó al Audi No. 8, conducido por Lucas Di Grassi. A partir de ese momento fue perseguido por sus rivales y logró mantener el liderazgo hasta la penúltima vuelta antes de su parada en pits. Tras 74 giros Webber entró a boxes justo detrás de Di Grassi. Los mecánicos de Porsche fueron más rápidos y permitieron a Timo Bernhard salir en primer lugar.

WEC-Porsche-919-6-Mexico-2

Tras 110 vueltas el alemán amplió la ventaja sobre su inmediato seguir a más de 10 segundos. Posteriormente el equipo aprovechó otra neutralización de bandera amarilla para llamar a los dos 919 Hybrid a los garajes. Por un instante no fue claro si la parada debe ser tras 109 o 110 vueltas, por lo cual Bernhard continuó en la pista tras cruzar la línea blanca en la entrada de la línea de pits. Por ello fue penalizado. Tras 120 giros Brendon Hartley entró a pits para cumplir con una penalización de stop-and-go que le hizo perder el liderado temporalmente, ya que en la vuelta 134 le ganó la batalla a Loic Duval (Audi No. 8) cuando transitaban por el sector del estadio de béisbol. Tras 137 vueltas Hartley cambió a neumáticos de lluvia y continuó al volante. En la vuelta 140 el Audi No. 8, en ese momento comandado por Oliver Jarvis, se salió de la pista. Tras dos tercios de la carrera, Porsche hacía el 1-2 al frente.

Luego de 162 vueltas, Hartley le entregó el auto a Bernhard, quien regresó a la pista con neumáticos intermedios. En ese momento marchaba en segunda posición porque el Audi No. 7, conducido por Lotterer, había hecho una impresionante remontada tras haber perdido tiempo previamente. Cuando Lotterer repostó tras 172 vueltas, Bernhard regresó al liderato. Luego de 199 giros entró a pits para su última parada y finalizar la carrera con neumáticos lisos. Tras 230 vueltas consiguió la victoria, a pesar de la lluvia que iba incrementado y una pequeña salida de pista en el giro 226.

Sobre 

Entusiasta de la comunicación y la actividad del periodismo ejercidos con profesionalismo. Manejo desde los 13 años, pero –en la actualidad– sigo jugando a los carritos.

¿Qué opinas?