Nuevo BMW M5, con 600 caballos de potencia

Nuevo BMW M5, con 600 caballos de potencia

El nuevo BMW M5, lleva un motor bi-turbo V8 de 4.4 litros con la tecnología M TwinPower Turbo. Los ingenieros de M han llevado a cabo revisiones importantes a la planta de poder de este modelo. Por ejemplo, turbocargadores recientemente desarrollados, aire de enfriamiento de carga indirecta ultra-eficiente y una mejorada presión de inyección de combustible ayudan a elevar la potencia y, sobre todo, el par motor. El motor produce 600 hp a 5,600 – 6,700 rpm, mientras que un monumental par motor de 750 Nm (553 lb-ft) está colocado a disposición del conductor desde tan bajo como 1,800 rpm y permanece ahí hasta las 5,600 rpm. Una bomba de aceite totalmente variable, controlada por mapeo, asegura el suministro de aceite cada que el nuevo BMW M5 lo necesite, incluso en la pista. Las impresionantes cifras de rendimiento del vehículo hablan por sí mismas: 0 a 100 km/h en solo 3.4 segundos, y 0 a 200 km/h en 11.1 segundos. Mientras tanto, la velocidad máxima está limitada de forma electrónica a 250 km/h, pero con el M Driver’s Package opcional puede llegar hasta los 305 km/h.

El nuevo BMW M5 incluye revisiones a su carrocería sobre el BMW Serie 5 para satisfacer su perfil dinámico. Los ingenieros de M han rediseñado los amplios paneles laterales frontales y el acabado de la facia frontal para incluir aperturas más largas para el aire que alimenta a los sistemas de enfriamiento y los frenos. También es nuevo el difusor trasero. El cuarteto de tubos de escape es un indicador visual de la potencia que genera el BMW M5 y también presentan una banda sonora deportiva, cortesía de su sistema de control. El conductor puede utilizar un botón para ajustar el sonido del motor según lo desee.

El carácter del sistema M xDrive se puede ajustar según se desee. El conductor puede elegir entre cinco diferentes configuraciones con base en las combinaciones de los modos DSC (DSC on, MDM, DSC off) y los modos M xDrive (4WD, 4WD Sport, 2WD). En el ajuste básico con DSC (Control de Estabilidad Dinámica) activado y 4WD, el sistema permite un ligero deslizamiento en las ruedas traseras cuando acelera en curvas – y, por lo tanto, tiene una función para darle al nuevo BMW M5 su agilidad deportiva. En el modo M Dynamic (MDM, 4WD Sport), el sistema M xDrive permite deslizamientos fácilmente controlados. Los tres modos del sistema M xDrive con el DSC apagado han sido concebidos para saciar el apetito de conductores y principalmente para su uso en la pista. Aquí, el conductor puede elegir de tres configuraciones e incluir la tracción únicamente a las ruedas traseras (2WD). Este modo permite al conductor elegir su propio ángulo de derrape y da lujo a los conocedores de la dinámica de conducción en su forma más pura.

 

Sobre 

Apasionado del mundo automotor, periodista por afición y amante de los vehículos que usan los elementos refinados del petróleo. Coeditor del suplemento semanal Autos Publimetro, en donde ponemos especial cuidado en todo aquello que se mueve gracias a un tren motor y ruedas.

Entusiasta de los aviones, aprendiz de las redes sociales y fiel observador de la cartografía mundial, así como de las diferentes culturas del globo terráqueo.

¿Qué opinas?